Dos trenes de la S730 de Renfe comienzan este lunes, 21 de marzo, las pruebas de fiabilidad del tramo Plasencia-Cáceres-Aljucén, que pertenece a la Línea de Alta Velocidad de Extremadura.

De este manera, se pondrán en marcha tanto las pruebas de fiabilidad de esta nueva infraestructura, como la homologación de material en este trazado. Así, se obtendrá el certificado en ruta, que permitirá a los trenes circular por la nueva vía.

Este proceso es requisito previo para que la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria (AESF) certifique la circulación de estos trenes por el nuevo trazado. Cuando esté listo, los maquinistas podrán comenzar la formación en esta línea, explica en nota de prensa el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

Renfe, además, está realizando trabajos de remodelación en los trenes de esta serie para mejorar el interiorismo y confort de los mismos (modernización de asientos, suelo, aseos y teleindicadores, entre otros).

Los trenes Alvia de la serie 730, que son los que han comenzado la prueba en Plasencia-Cáceres-Aljucén, son trenes híbridos, con tecnología de tracción tanto diésel como eléctrica que le permite extender las ventajas de la alta velocidad a tramos sin electrificar. Este modelo de tren cuenta también con sistema de rodadura desplazable, característica que le permite circular tanto por vías de ancho UIC (Línea de Alta Velocidad) como por vías de ancho convencional.

Los sistemas de señalización que incorpora (ERTMS, LZB y Asfa digital) garantizan la interoperabilidad por toda la red ferroviaria española y completan el cuadro técnico de uno de los trenes de alta velocidad «más versátiles del mundo», añade el ministerio.

FuenteEuropa Press/Avuelapluma

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí