Cereza del Jerte

Las primeras cerezas adscritas al Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida (DOP) ‘Cereza del Jerte’, las que pertenecen a variedad Navalinda, ya han comenzado a certificarse.

Según la presidenta del Consejo Regulador, Clara Prieto, «la producción de la cereza ha disminuido levemente este año, como consecuencia de la inestabilidad climatológica». Además, ha añadido que pese a que la temporada «comenzó muy bien, gracias a las condiciones meteorológicas iniciales, pero el frío posterior provocó un corte de savia y un atraso en la floración».

«Para mantener las condiciones de calidad que garantizan la Denominación de Origen la producción de este año ha sido menor y se calcula que se certificaran entre 500.000 a 700.000 cerezas y unos 4 o 5 millones de picota», añade.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Picota del Jerte (@picotadeljerte)

Cabe destacar que la variedad Navalinda, es la única de cereza que cuenta con pedúnculo certificado del Valle del Jerte. Luego, tras su certificación, se continuará con el resto de variedades de picotas del Jerte, que cuenta con cuatro variedades diferentes, como son Ambrunés, Pico Limón Negro, Pico Negro y Pico Colorado, todas ellas también recogidas bajo la D.O.P.

Una recogida tradicional 

En el Valle del Jerte el cultivo de las cerezas se desempeña de una manera natural y tradicional y su recolección es manual, dada la delicadeza del producto. El trabajo se lleva a cabo de una forma familiar y por supuesto, el resultado el sabor único de las cerezas y picotas.

Además, cuenta con un alto contenido en vitaminas A y C, oligoelementos como el hierro o el calcio, flavonoides como el potasio y otros muchos nutrientes. De esta manera, las cerezas son, además de un alimento con mucho sabor, también muy saludable y recomendable.

Tras una rigurosa selección y un exhaustivo control de calidad, sólo las mejores se identifican con el sello de la Denominación de Origen ‘Cereza del Jerte’, de tal manera que se garantiza la máxima calidad que acoge la Denominación de Origen Protegida Cereza del Jerte y que es fácilmente distinguible gracias a la contraetiqueta ubicada en las cajas de cerezas y picotas que llegan a los mercados, procedentes del Valle del Jerte.

Cabe recordar que el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Cereza del Jerte es una entidad que trabaja para promocionar y certificar el origen y la calidad de los productos protegidos, y sus principales objetivos son difundir la imagen corporativa de la DOP Cereza del Jerte, así como promocionar el cultivo y la comercialización de cerezas de calidad.

FuenteEuropa Press/Avuelapluma

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí