Armhex pide la retirada del espacio público de la Cruz de los Caídos de Montijo
El espacio de la Cruz de los Caídos de Montijo. Armhex.

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Extremadura (Armhex) ha solicitado formalmente al Ayuntamiento de Montijo el cumplimiento “inmediato” de la Ley de la Memoria Histórica (tanto la estatal de 2007 como la autonómica de 2019). Además, pide también acatar con las recomendaciones de la Diputación de Badajoz para que “sin más dilaciones” se retire del espacio público que actualmente ocupa el “vestigio franquista” conocido como ‘Cruz de los Caídos’.

A juicio de la asociación, la permanencia del citado símbolo en el espacio público de la localidad “hiere la sensibilidad democrática de cualquier ciudadano” y “constituye una ofensa para la sociedad de Montijo, que sufrió la represión, en numerosas y variadas formas, por el régimen dictatorial surgido del golpe de Estado de 1936 contra el Gobierno legítimo constituido”, informa Armhex en nota de  prensa. 

También considera por imperativo legal que debe ser retirado “este símbolo franquista que representa y exalta textualmente la sublevación militar, la Guerra Civil y la ‘victoria’ de los sublevados contra el orden constitucional entonces vigente”, señala Armhex, que ha manifestado su “preocupación” ante el hecho de que, según consta en los planos, en la remodelación del Parque Municipal y Parque ‘Juan Méndez’ de Montijo “al parecer y en principio se pretende mantener un elemento simbólico franquista, como es la ‘Cruz de los caídos'”.

Este símbolo, ha recordado, está incluido dentro del ‘Catálogo de vestigios franquistas de la provincia de Badajoz’ de la diputación aprobado en 2018. En este documento ya se recomienda al Ayuntamiento de Montijo su retirada y traslado al cementerio, al tiempo que ha destacado que, según se deduce de la información disponible, la remodelación de este parque es una obra promovida por esa entidad local, financiada con fondos Feder y de la diputación con un presupuesto de 241.218 euros.

De esta forma, ha enfatizado que son “fondos públicos” y que le “extraña” que se mantenga este vestigio franquista “y no se proceda a su retirada, conforme es obligado legalmente”.

Origen de la Cruz de los Caídos de Montijo

Según Armhex, este tipo de vestigios fueron erigidos para ensalzar a los vencedores de la Guerra Civil por la dictadura franquista. Asimismo, era habitual identificar a los fallecidos franquistas en el frente y se realizaban homenajes a los “caídos”, o a dirigentes fascistas en fechas señaladas, como el 18 de julio, día del inicio del golpe militar.

Así, ha continuado la asociación, se trata de un conjunto monumental promovido, proyectado y utilizado por la dictadura franquista con el objetivo de de exaltación de la sublevación militar y de la dictadura. Tanto es así que el elemento de “la Cruz” sigue mantieniendo su naturaleza y significado original, y aunque, como en este caso de Montijo, se haya borrado la inscripción original “no puede considerarse desvirtuada su naturaleza original, en cuanto permanece el elemento principal que definía y define la naturaleza del conjunto arquitectónico, esto es, la Cruz”.

De esta manera, ha recalcado que “se considera, a todos los efectos, un vestigio de la dictadura” y que “es claramente un ‘símbolo contrario a la Memoria histórica y democrática’ y así lo entendió la Diputación de Badajoz en el presente caso”, junto con que así lo ha puesto de manifiesto al Ayuntamiento de Montijo.

Armhex ha resaltado también en que, en el caso del monumento denominado ‘Cruz de los Caídos’ de Montijo, puede afirmar “sin lugar a dudas” que con base en los antecedentes históricos y con base en la legislación aplicable la vinculación entre los orígenes del monumento citado, la finalidad para la que fue construida, los responsables de su construcción y la utilización que se hizo del mismo durante años, por un lado, y la exaltación del golpe militar de 1936, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura, por otro lado, “resulta evidente y notoria”.

“Obviamente, fue erigida con el exclusivo fin de exaltar la sublevación militar golpista de 1936, a la Guerra Civil y a unos únicos muertos, en este caso a los caídos del autodenominado “bando nacional. En todo caso hemos de insistir que la citada cruz por estos motivos, no es un símbolo religioso, sino claramente político conmemorativo”, ha insistido, para tildar de “evidente” que la Iglesia católica “no solicitó ni promovió su construcción, ni la financió, ni en ningún momento fue propietaria del citado monumento”.

De este modo, ha señalado en que “en todo caso la decisión sobre su eventual retirada del espacio público le corresponde en exclusiva a esa administración local” y que, aunque el Ayuntamiento de la localidad retiró hace años los símbolos que había que había en la base del monumento y la modificación de las inscripciones originales, “no puede considerarse quede desvirtuada su naturaleza original, en cuanto permanece el elemento principal que definía y define, al conjunto arquitectónico, con un alto valor simbólico”.

“A título meramente polémico” ha finalizado que “no deja de extrañar” que más de 13 años después de la promulgación de la ley estatal y más dos desde la entrada en vigor de la norma autonómica “se mantenga este vestigio franquista” y que, sin embargo, se constata la “falta” de gestiones efectivas para la señalización y conservación de los restos donde su ubican las ‘Colonias Penitenciarias de Montijo’, en las estuvieron presos republicanos obligados a trabajar en condiciones “infrahumanas” para las obras del canal de Montijo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here