FullSizeRender

“La literatura es un fragmento de la biografía del alma. La creación literaria y la experiencia vital van unidas”, ha expresado el poeta, novelista y ensayista leonés Antonio Colinas que ha recogido el VIII Premio Internacional de Periodismo ‘Fundación Mercedes Calles y Carlos Ballestero’ por el artículo ‘Una estación, una ciudad, un destino’.

El artículo, que fue publicado en el Diario de León el pasado 20 de diciembre, se articula como “una vivencia interior, nada que ver con la mera contemplación del impresionante patrimonio de Cáceres”, explica el autor en un encuentro en la Casa Palacio de los Becerra, sede de la Fundación.

“Hay algunos autores que levantan un muro entre su experiencia vital y lo que escriben. Yo no comparto esa postura. La literatura, la cultura nos remite a la vida y viceversa”.

En referencia al premio de periodismo (que se ha convertido en premio literario que busca galardonar a nombres más o menos ilustres del panorama nacional) , Colinas comparte que literatura y periodismo “van de la mano.

En las siete ediciones anteriores del premio (dotado con 15.000 euros) han sido galardonados los autores Marta Sanz, Eugenio Fuentes, Troy Nahumko, Juan José Ventura (Mención de honor), Juan Manuel de Prada, Carmen Posadas, Carlos Marzal y César Antonio Molina.

La vertiente literaria del periódico siempre existirá, porque si un periódico no alberga un sustrato literario, se convierte en un mero boletín”, manifiesta el autor recordando el oficio periodístico de grandes plumas como Azorín (que fue cronista parlamentario) y Ortega y Gasset (fundador de la Revista de Occidente).

Colinas también especifica que el artículo “no da una visión meramente turística o histórica de Cáceres”, sino que revela la relación secreta que mantiene el autor con esta ciudad Patrimonio de la Humanidad.

En el artículo ganador se hace referencia a una estación de ferrocarril de un trayecto que coincide con el de la Vía de la Plata, donde el autor nació y un destino: el de la propia capital cacereña en confluencia con su obra y su vida. “Cáceres me remite a la literatura. Anoche, paseando por la ciudad monumental pensaba en hacer una especie de guía lírica de la ciudad”.

En este sentido, el autor desvela que actualmente trabaja en su última obra ‘Memorias del estanque’, que se publicará en abril. “No serán unas memorias al uso, sino una colección de momentos que me han crecer anímicamente y como persona”.

En su relato, Colinas afirma que tres de sus libros (‘El viaje hacia el centro’, ‘Nueva ofrenda’ y ‘Sepulcro en Tarquinia’) “nacieron en Cáceres”, una ciudad que ha visitado en numerosas ocasiones, a nivel profesional para participar en conferencias o congresos, pero también como “viajero secreto” para callejear por su casco antiguo o disfrutar de la riqueza natural de la provincia.

Por eso, el artículo que le ha hecho merecedor del premio narra una “relación secreta” con la ciudad donde también tiene muchos amigos.

Sobre el autor

Antonio Colinas ha desarrollado su obra literaria en varios géneros, entre los que destaca poesía, novela, cuento, ensayo, libros de viaje, traducción, periodismo y crítica literaria.

Hasta la fecha, ha publicado más de 60 libros en primera edición. En 2011 la editorial Siruela publicó en España su Obra poética completa, que también editó el mismo año, para América, el Fondo de Cultura Económica de México.

Su obra más popular ‘Sepulcro en Tarquinia’ (1975), recibió el Premio Nacional de la Crítica de ese año y en 1982 recibió el Premio Nacional de Literatura.

Eduardo Villanueva /

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here