Accesibilidad Universal Emilia Guijarro

Lunes de papel
Emilia Guijarro

Nunca se ha hablado tanto en esta ciudad de accesibilidad universal como se lleva haciendo en los últimos días y nunca se ha hecho tan poco por conseguirla.
 Hago esta afirmación a la vista del fiasco que tenemos con respecto a la accesibilidad de las calles del centro de la ciudad.

Recoge la hemeroteca que hace años, en uno de esos días dedicados a la discapacidad, (buen momento para hacerse fotos) nuestras autoridades locales se subieron a una silla de ruedas, invitadas por Cocemfe y prometieron su total compromiso con la accesibilidad en esta ciudad, que es la suya, la nuestra y la de cientos de ciudadanos que se desplazan en silla de ruedas, o con cualquier otro aparato para paliar su movilidad reducida.

Nuestras autoridades locales se subieron a una silla de ruedas y prometieron su total compromiso con la accesibilidad

Pero de aquello han pasado algunos años y de aquel fervor ya no queda ni el recuerdo.
Hace un año, poco antes de Semana Santa, los alumnos de algunos Institutos de Enseñanza de Cáceres protagonizaron una campaña contra las barreras arquitectónicas que tanto abundan en la ciudad. Tenía como objetivo señalar con una gran pegatina en el suelo aquellos lugares por los que una persona en silla de ruedas no puede pasar. La campaña se llamó “por aquí no paso”. Una excelente campaña de concienciación sobre los problemas que tan a menudo se encuentran los usuarios de sillas de rueda. Y el suelo se llenó de pegatinas de colores porque en Cáceres hay bolardos, aceras, bordillos imposibles, papeleras y señales de tráfico que taponan las aceras. Esperaban los realizadores de la campaña concienciar a la sociedad y sobre todo al Ayuntamiento, pero a la vista de lo que está ocurriendo con la remodelación de las calles Alzapiernas y Sánchez Varona, parece que la campaña ha tenido poco éxito. Estas obras eran la oportunidad para mejorar el acceso al centro de las personas con movilidad reducida. Pero varios colectivos y usuarios de silla de ruedas han mostrado la imposibilidad de transitar por ellas con autonomía.


Hoy, a un año de la campaña de los estudiantes por la accesibilidad universal, tendrá que esperar. De nada han valido las campañas, las alternativas propuestas por el Colegio de Arquitectos, la insistencia de las Asociaciones de Personas con Discapacidad, a todas ellas se les ha dado la espalda. Tomen nota.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here