IMG_4451

Rosario Cordero subraya que el enfrentamiento con el SEPEI es una “cuestión histórica”.

Si hace apenas unos meses los bomberos reventaban el Pleno de la Diputación de Cáceres, con gritos e increpaciones al actual Gobierno de Rosario Cordero, y con la actuación de uno de ellos vestido al estilo reo de Guantánamo, que obligó a suspender la sesión plenaria por primera vez; ahora, la situación es muy distinta.

Han sellado la paz (momentánea, no definitiva) con aplausos incluidos al actual equipo de gobierno. La razón: una subida salarial de 100 euros al mes.

Los bomberos del Servicio de Extinción y Prevención de Incendios (SEPEI) pasarán a cobrar 100 euros mensuales más (y 50 euros los auxiliares), previsiblemente, a partir de junio en virtud de una modificación presupuestaria a la que ha dado luz verde la Diputación de Cáceres en sesión plenaria –con la abstención de PP y C’s—para valorar el factor de peligrosidad.

En concreto, según ha explicado el vicepresidente segundo de la Diputación y diputado de Economía, Hacienda y SEPEI, Alfonso Beltrán, se ha aprobado un acuerdo por valor de 251.321 euros para que los bomberos cobren ese factor de peligrosidad –“que el anterior Gobierno del PP había eliminado”—hasta 2017.

Fondo de contigencia

Esa cantidad, según ha denunciado el diputado del PP, Emilio Borrega, “sale de un fondo de contingencia dotado con 350.000 euros, por lo que la provincia se queda con apenas 100.000 euros para tirar de ese fondo en casos de emergencia”, ha precisado Borrega, denunciando que “se están comprometiendo de manera muy seria, desoyendo los informes de la Intervención al respecto”

Al respecto, Beltrán ha aclarado que “no existe ningún reparo de la Intervención” con respecto a poder tirar de ese fondo de contingencia, aunque sí ha explicado que hay reparos jurídicos en referencia a la operación debatida hoy en el pleno.

“Hemos tenido que hacer encaje de bolillos jurídico y presupuestario para solventar una situación, la del SEPEI, que cuando llegamos al Gobierno hace un año era insostenible”, ha subrayado Beltrán, asegurando que la intención del Gobierno provincial es aumentar 100 euros cada año a la plantilla del SEPEI –durante los próximos tres años–, para recuperar conceptos como turnicidad, nocturnidad y trabajos en domingos y festivos.

Asimismo, Beltrán ha agradecido “la confianza que los bomberos han depositado en este gobierno, después de que el anterior firmara un acuerdo días antes de las elecciones, que era papel mojado y que ha generado más conflictos”.

Por su parte, el diputado de C’s, Víctor Peguero, ha explicado que su grupo se abstiene “porque, aunque celebramos la subida salarial de un grupo de profesionales cacereños que se encuentran entre los peor pagados del país, lo cierto es que esta operación es más fruto de la improvisación y temo que dé problemas en el futuro a la Institución Provincial”.

Una cuestión histórica

Por último, la presidenta de Diputación, Rosario Cordero, ha cerrado el debate alegando que el enfrentamiento con el SEPEI es una “cuestión histórica” que requiere “voluntad política”.

“Hay mucho que cambiar, como un reglamento que está obsoleto, pero ha llegado el momento de tratar a las personas y a las familias por encima de trabas burocráticas”, ha concluido Cordero, ganándose el aplauso de un grupo de medio centenar de bomberos, que han acudido a la sesión plenaria.

E. Villanueva /

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here