El vicepresidente segundo de la Junta y consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles, ha confirmado hoy de que la Residencia Asistida de Mayores ‘El Cuartillo’ de Cáceres, tiene a día de hoy un total 72 positivos y acumula 56 fallecidos desde el comienzo de la crisis sanitaria del COVID-19.

El Consejero ha querido responder a las críticas del presidente del PP de Extremadura, José Antonio Monago, que este miércoles ha pedido al Gobierno de España que intervenga la Residencia Asistida ‘El Cuartillo’ de Cáceres, recordándole que “alguien que ha gobernado debería saber que Estado somos todos”. La estructura sanitaria y sociosanitaria que el Estado tiene en Extremadura es la Consejería de Sanidad y la Junta de Extremadura, y “estamos trabajando intensamente”.

“Nosotros no hemos hecho como otras comunidades autónomas, nosotros hemos dado todos los datos claramente desde el principio, no hemos ocultado ni un dato”, ha puesto en valor. Además, ha añadido que estos datos han sido remitidos a la Fiscalía.  

Mayor residencia de Extremadura

El Consejero de Sanidad ha recordado que la Residencia Asistida ‘El Cuartillo’ cuenta con 320 plazas, y es  la mayor residencia de mayores de toda Extremadura  por lo que hay que poner los datos en relación a la cantidad de personas internas. Además, Vergeles ha explicado que además de los 56 fallecidos por COVID-19, hay otras cinco personas que han fallecido por otras causas. Y ha recordado, que estos momentos hay otras 246 personas aisladas dentro del centro”con buenas condiciones” . 

Vergeles ha indicado que en un mes normal en esa residencia (sin epidemia de COVID-19), se registran alrededor de 25 fallecimientos de media. “Por lo tanto, lo que va de esas 25 personas a esas 56 es el exceso de mortalidad que ha producido el COVID-19 dentro de la Residencia de ‘El Cuartillo'”.

De igual modo, el responsable de sanidad ha dado a conocer que todos los pacientes que se han considerado positivos, tanto los que han fallecido como los que no, en la residencia ‘El Cuartillo’ tienen la “prueba oro” hecha, es decir la prueba de PCR.

Comunicación con los familiares

El vicepresidente segundo de la Junta también ha declarado que el Ejecutivo regional está intensificando “sobremanera” la “excelente labor” de comunicación de los profesionales de los centros residenciales con las familias. De todos modos, se continuará insistiendo “hasta la saciedad” para que esta comunicación sea “la mayor que pueda ser”.

En esta línea, ha informado de que la Diputación de Cáceres ha dado a conocer que ya se disponen de tablet para hacer videollamadas con los residentes. A pesar de esto, las videollamadas en ‘El Cuartillo’ son “muy complicadas” porque las personas que residen aquí tienen un “deterioro cognitivo importante” o un grado de dependencia que no les permite poder mantener esa comunicación.

“Yo me fío de los excelentes profesionales que tiene la Residencia ‘El Cuartillo'” ha recalcado. “Y si me fío de los excelentes profesionales que tiene la Residencia ‘El Cuartillo’ es porque creo que están haciendo lo posible y lo imposible para que las familias tengan una comunicación lo más adecuada posible”, ha espetado.

Respeto por los profesionales

De esta forma, ha pedido el “mayor de los agradecimientos” y “respeto” por cómo están trabajando esas personas dentro de ese centro residencial. Todo ello a pesar de las bajas que han tenido y todos los profesionales que se han suplido, que superan la veintena. “Tengo que desechar que esa residencia no tiene toda nuestra intervención puesta encima. Desgraciadamente es una residencia muy especial por el volumen que tiene y por las características que tienen los residentes que allí están”, ha aseverado.

También Vergeles ha valorado que ‘El Cuartillo’ de Cáceres cuenta con profesionales sanitarios que son “excelentes geriatras”. Lamentablemente, según el consejero, en este centro residen personas “de mucha edad”, con “muchas enfermedades crónicas” y que están en un “grado de dependencia muy avanzado”.

“Que sepan todos los extremeños y todas las extremeñas que esa residencia no es que se encuentre intervenida sanitariamente es que cuenta con personal sanitario entre su dotación habitual, con excelente geriatras, y está coordinada con la Gerencia del Área de Salud de Cáceres y se le apoyará todo lo que haga falta”, ha detallado.

Los casos más preocupantes

Por otro lado, Vergeles ha indicado que las residencias de mayores que “más preocupan” por su situación son la de Coria, el Centro Residencial ‘Virgen del Puerto’ y ‘Los Pinos’ Plasencia, la Residencia ‘El Romeral’ de Talayuela’, la Residencia ‘Virgen de la Luz’ de Arroyo de la Luz, la de Garrovillas de Alconétar y la Residencia ‘Cervantes’ y ‘El Cuartillo’ de Cáceres.

Además de la Residencia ‘El Péndere’ de Santiago de Alcántara, la Residencia ‘DomusVi’ de Badajoz, junto con la de Valencia de Alcántara, que en estos momentos tiene una intervención “más intensa” por parte de la Consejería de Sanidad.

Extremadura roza los 300 fallecidos en residencias de mayores

En esta intervención, el vicepresidente segundo de la Junta y consejero de Sanidad, ha informado de que 64 residencias extremeñas han contado con algún usuario positivo de COVID-19 durante la epidemia. A día de hoy, hay 474 casos positivos en las residencias de personas mayores. Lamentablemente, han fallecido 297 residentes por COVID-19, lo que supone un porcentaje muy alto.

Este dato se debe a que es en estos centros es donde se asienta la población más vulnerable a este virus. Además, la edad media de los residentes así como la pluripatologia ha provocado que en este periodo hayan fallecido 164 personas en residencias sin que la causa haya sido el coronavirus. Igualmente, el consejero ha remarcado que con la intervención sanitaria, en mayor o menor grado, ha dicho, se ha llegado a todas las residencias de mayores de Extremadura.

Por otra parte, y respondiendo a preguntas de los medios, sobre si la Junta contempla permitir las visitas en las residencias de mayores en los últimos momentos de vida de los usuarios, Vergeles ha sentenciado que no se contempla esta posibilidad.

También, y sobre la posibilidad de poder trasladar a usuarios de las residencias sanos a domicilios, el consejero ha insistido que la Junta prefiere “no correr ese riesgo”, al menos de momento. Para ello, se necesitaría desinfectar el domicilio o hacer pruebas de PCR a los habitantes de la casa en cuestión.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here