El Ayuntamiento de Cáceres decidió e viernes levantar el precinto sobre uno de los tres locales afectados por los problemas detectados la pasada semana en el edificio ubicado en la avenida de Hernán Cortés número 1, cuyo acceso es a través de la plaza de Albatros.

Según ha informado Europa Press, la decisión se ha notificado esta mañana a los representantes legales del local ‘Ivanhoe’, que podrá abrir las puertas del establecimiento a partir de hoy mismo.

La determinación de precintar los locales, que se notificó el pasado jueves, se realizó en base a los informes elaborados por los técnicos municipales en los que se señalaba que en una inspección se había detectado que la situación del forjado supone un problema de seguridad.

Tras la alegación llevada a cabo por el propietario del ‘Ivanhoe’, los técnicos municipales cursaron la correspondiente visita, que ha permitido levantar las medidas cautelares al comprobarse que la seguridad pública queda totalmente garantizada.

El resto de locales afectados, ‘Velvet’ y ‘Deja Vu’, deberán permanecer con el precinto hasta la finalización de las obras para devolver al inmueble las condiciones de seguridad, salubridad y ornato, en tanto que serán necesarias obras de refuerzo estructural, informa el Consistorio cacereño en nota de prensa.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here