Un plan de 200.000 millones de euros para mitigar el efecto económico del coronavirus

Los 200.000 millones de euros el el gobierno prevé para amortiguar el efecto que tendrá el coronavirus en la economía. Esta cifra, que supone el 20%, no hace otra cosa que dar una idea de la que se viene encima una acabe el pico de la pandemia.

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, ha anunciado esta tarde del martes este dato. De estos 200.000 millones, 117.000 proceden de forma íntegra del sector público (17.000 millones para sectores vulnerables). El resto se va a complementar con recursos privados.  

Sánchez ha dado a conocer estas medidas en una rueda de prensa telemática desde el Palacio de la Moncloa tras el Consejo de Ministros extraordinario. El objetivo de las mismas, es que sirvan como “escudo” al impacto de la crisis con el fin de “frenar la curva descendente” del empleo y la producción. Así, esta crisis del coronavirus, supondría un paréntesis, que cuanto menos dure mejor, para que se lleve por delante al menor número de empresas y trabajadores posibles. 

“Es la mayor movilización de recursos económicos de la historia reciente de España”, ha recalcado el presidente. Ha indicado también que va a aplicarse en “muy corto espacio de tiempo” y supondrá un “enorme esfuerzo” ante la magnitud y el desafío social y económico.

Además, Sánchez ha declarado que el real decreto-ley aprobado este martes es “el mayor que se ha aprobado a lo largo de la historia de la democracia”. En ese sentido, ha recalcado establecer un “escudo social y económico” para apaciguar el impacto del Covid-19.

Con este plan de choque “sin precedentes” ha asegurado que “nadie se va a quedar atrás. Para ello, hay que actuar “unidos” administraciones, trabajadores y empresarios para ser resolutivo. Así, ha pedido la colaboración de todos los agentes económicos, a los que ha agradecido, junto a patronal, sindicatos, líderes de la oposición y presidentes autonómicos, su cooperación después las reuniones de estas últimas semanas para consensuar medidas.

Liquidez para las empresas

Con esta medida de 200.000 millones para paliar los efectos del coroavirus, Pedro Sánchez ha emitido un mensaje “contundente” tanto a las empresas, como a los mercados. A este respecto, el Estado va a proporcionar “toda la liquidez que se necesite para mantenerse operativo”, puesto que no se va a permitir que “los problemas temporales puedan convertirse en problemas de solvencia”. Por todo esto, ha pedido a las empresas que mantengan el empleo y la actividad económica.

En este aspecto, ha anunciado una línea de avales con valor de hasta 100.000 millones. Así se van a poder movilizar entre 150.000 y 200.000 millones en el sistema económico si se incorpora al sector privado. Cabe destacar que el Estado será el garante de las operaciones.

Asimismo, una línea de avales adicionales de 2.000 millones se pone a disposición de las  empresas exportadoras. Estos contarán con mecanismos ágiles y medidas para facilitar la reestructuración de créditos a exportación agrarias afectadas por la sequía.

Cabe destacar, que se invertirá en la investigación para las vacunas con 30 millones de euros.

Estas nuevas medidas contemplan 600 millones para la prestación de servicios básicos a comunidades autónomas y entes locales. Se garantizan también los suministros y los servicios de comunicaciones. También se protege el derecho a la vivienda con la moratoria de las cuotas de hipotecas para personas en situación de especial vulnerabilidad.

En este sentido, se está trabando también en reforzar la normativa sobre inversiones exteriores. Lo que se quiere impedir en este punto es que empresas de fuera de la Unión Europea puedan hacerse con el control de empresas españolas, aprovechando la caída coyuntural de sus acciones en esta situación.

Contratos públicos

Por otro lado, está previsto también que las Administraciones Públicas ayuden a sus empresas contratistas a suavizar las consecuencias del COVID-19. Por tanto, se va a establecer un régimen específico de suspensión de contratos públicos. Esto régimen contempla una ampliación de plazos y compensación de salarios. Con esta medida se quiere evitar la finalización de los contratos y la consecuente pérdida de empleo.

“El frenazo en seco de la economía española es temporal, coyuntural y posteriormente tendremos que hacer frente a reconstrucción y recuperación económica y social del país”, ha explicado. “Resistiremos el golpe”, ha sentenciado el presidente.

Estas 200.000 millones de las nuevas medidas se unen a las primeras del paquete de choque económico, que ya están recogidas en el decreto-ley aprobado el pasado jueves en Consejo de Ministros extraordinario. Este supuso una inyección de 18.225 millones para amortiguar las consecuencias económicas.

De todos modos, Sánchez ha dado a conocer que va a pedir a la Comisión Europea  que movilice recursos y flexibilice las reglas fiscales. Por el momento, la Comisión Europea ha anunciado que adoptará medidas para garantizar liquidez, así como el uso de 37.000 millones de fondos estructurales, de los que 4.100 irán para España.

De igual forma, ha dicho que cuando pase la crisis, la UE tiene que ser capaz de movilizar recursos para la reactivación económica. Así, se recuperará el “brío” europea recupere el “brío” que tenía antes de la crisis.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here