Traslado de la Cruz de los Caídos

El alcalde de Cáceres, Luis Salaya, aseguró la pasada semana que el ayuntamiento se da por interpelado ante el requerimiento del Gobierno para retirar la Cruz de los Caídos de la plaza de América. En este sentido, el alcalde avanzó que no habrá derribo y que se apuesta por el traslado a otro sitio o poner a este símbolo a disposición de la Iglesia para que se la misma la que decida su nueva ubicación.

De todas maneras, todavía no hay fecha para el traslado aunque, según Salaya, hay que “tenerlo en vista” para “tomar las medidas oportunas”. Además, el regidor quiso poner de manifiesto que “no queda casi ninguna Cruz de los Caídos en ninguna ciudad de España, y no va a quedar ninguna en muy poco tiempo”.

De esta forma, el Consistorio cacereño descarta el derribo y apuesta por el traslado a una nueva ubicación, que podría ser el cementerio municipal o entregarla a la iglesia para que decida, dado que también es “un símbolo religioso”, dijo.

Este traslado supondría un coste económico que no está recogido en los Presupuestos municipales de 2020, que ahora mismo están en trámite de alegaciones antes de su aprobación, pero Salaya recordó que hay una partida para “cuestiones sobrevenidas”.

Igualmente, recalcó que este no era uno de los objetivos de la legislatura. Lo que sí es verdad es que ya hubo una comisión en la legislatura pasada, cuando gobernaba el PP con Elena Nevado al frente, que tenía el encargo de llevar a cabo un informe sobre la Cruz de los Caídos a varios expertos, que llegaron a la conclusión de que “indudablemente” era un símbolo franquista.

“Más allá de eso no era una prioridad en este momento para al equipo de Gobierno dadas todas las urgencias que hay, pero nos damos por requeridos por el Gobierno y ahora estudiaremos si este símbolo se sitúa fuera de la ley, y si se concluye que es así, habrá que retirarlo, trasladarlo y tomar decisiones”, ha explicado el regidor.

Conviene recordar que en Cáceres ya existe una resolución del Pleno municipal de 2004, cuando gobernaba el ‘popular’ José María Saponi. En el mismo fue aprobado por retirar la Cruz de los Caídos y sustituirla por “un monumento a la paz”, concluyó Salaya.

“No se ha hecho nada y ahora, como con tantos otros temas, le tocará a este equipo de Gobierno asumir lo que no han afrontado los anteriores”, manifestó el alcalde. Igualmente, recordó que hoy la situación es distinta a la de 2004 porque ahora está en vigor tanto la Ley de Memoria Histórica nacional como la autonómica, además del requerimiento del Gobierno central.

Demanda del gobierno

Cruz de los Caídos de Cáceres

El Gobierno Central insta al Ayuntamiento de Cáceres a que retire la Cruz de los Caídos de la plaza de América de la ciudad para cumplir con el artículo 15, que versa sobre ‘Símbolos y monumentos públicos’ de la Ley de Memoria Histórica, ya que “contribuye a perpetuar el recuerdo del odio y el enfrentamiento entre españoles en contra del modelo constitucional de convivencia”. De no hacerlo, se pedirá a la Junta de Extremadura que “adopte las medidas oportunas”.

Así contestó el Ejecutivo al senador de Compromís Carles Mulet, quien preguntó por la permanencia de esa cruz monumental en la citada plaza de Cáceres.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here