Satse exige más profesionales de la enfermería en las residencias de mayores
Pixabay

El Sindicato de Enfermería en Extremadura (Satse) ha exigido un aumento de la plantillas de enfermeras y enfermeros en las residencias de mayores de la región. La clave es no repetir “errores pasados”.

Esta petición se hace “tras constatarse que el grave déficit existente de estos profesionales ha sido determinante en la grave incidencia del Covid-19 entre las personas mayores residentes en estos centros sociosanitarios”.

En nota de prensa, Satse pide también la Junta de Extremadura que promueva la realización de una auditoría integral por parte de agentes externos e independientes sobre la situación real que se vive en las residencias de mayores, ya sean públicas o privadas. 

De igual modo, reclama que, además de mejorar las plantillas de enfermeras y enfermeros, haya nuevas medidas para mejorar la situación y cuidados de los mayores. Cabe recordar que este colectivo es “especialmente vulnerable” tanto en la actual fase de desescalada, como en los próximos meses.

Datos reales y detallados

A día de hoy, la organización sindical no entiende cómo, tras dos meses desde la declaración del estado de alarma, “no se han ofrecido aún datos reales y detallados” por parte de las autoridades competentes sobre cómo ha afectado el virus en las residencias de mayores, en contagios o fallecimientos. En esta línea, ha apuntado que “todo indica que las cifras que se vienen manejando son mucho menores de lo acontecido en realidad”.

Satse ha recordado además que ya denunció el pasado año que el “grave déficit” de enfermeras y enfermeros en las residencias de mayores. En este sentido, señalan que tan  sólo había un 0,06 profesionales por cada cama. Una ratio que, en su opinión, “hace imposible” ofrecer una atención y cuidados con la seguridad y calidad que las personas mayores se merecen.

Estrategia para mejorar la atención

“Dado que todo apunta a que puede haber nuevos rebrotes de la pandemia”, ha Satse ha reclamado a la administración pública que fomente una estrategia “clara, conjunta y coordinada” para mejorar la atención en las residencias de mayores publicas. Además, deben exigir que los centros de carácter privado o concertado cumplen con todas las directrices exigidas para atender a todos sus residentes de manera “digna y óptima”.

En concreto, estima “de vital importancia” todo lo referente a la atención sociosanitaria, recursos humanos y materiales necesarios, higiene, alimentación, espacios comunes disponibles, descanso y tiempo libre, zonas de esparcimiento o medidas de seguridad.

“No podemos permitir que las residencias de mayores sigan siendo para algunos sólo una mera opción de negocio empresarial, en lo que no siempre se prioriza la atención que se ofrece a los mayores residentes ni las condiciones laborales de los profesionales que se dedican a prestarles los servicios necesarios”, ha criticado el secretario autonómico, Damián Cumbres.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here