MAE La consejera de Cultura transmite al sector el compromiso de mantener el programa de Red de Teatros y Escenarios Móviles
Nuria Flores, consejera de cultura. Archivo

 

Nuria Flores Redondo, CONSEJERA DE CULTURA, TURISMO y DEPORTES DE LA JUNTA DE EXTREMADURA

 

Este 2021 ha estado marcado todavía irremediablemente por las secuelas que nos ha dejado esta durísima batalla contra la COVID19. Si el 2020 nos golpeó con extrema dureza a nivel sanitario, social y cultural, el 2021 aún no nos permitió volver a la normalidad, tal y como la entendíamos.

Sin embargo, y gracias a la responsabilidad colectiva, estos últimos meses del año arrojan perspectivas bien distintas. El virus todavía no ha desaparecido, pero con un porcentaje altísimo de vacunaciones, podemos afrontar el futuro con optimismo.

La cultura se está recuperando. Las salas, los cines, los escenarios. El público está volviendo a llenar y acudir a la llamada del creador. Nos hemos echado mucho de menos.

Cuando hace seis años abordamos la celebración de la primera edición de la Muestra Ibérica de Artes Escénicas (MAE), nadie presagiaba el complicado momento que atravesaríamos. Las medidas sanitarias que se tomaron para controlar la pandemia perjudicaron a miles de profesionales y compañías que dan forma a lo que llamamos ‘Industria Cultural’.

Según el Informe sobre el Estado de la Cultura 2021 (ICE21), la actividad cultural ha sido una de las más afectadas por el confinamiento, aunque algunos sectores han visto incrementada su actividad por los cambios de hábito. Este hecho señala que aunque esta fatídica pandemia haya modificado los tipos de consumo cultural, la creación en sí —la cultura— es insustituible. Solo tenemos que comprobar cómo están las salas y auditorios en estos meses finales. Con una conducta ejemplar, demostramos que la cultura es segura y absolutamente necesaria.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Junta de Extremadura – Cultura (@juntaex_culturaturismodeportes)

En este informe también se recoge la necesidad de que las reformas anunciadas en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia consoliden el crecimiento de las industrias culturales y doten de seguridad jurídica a los trabajadores del sector.

Nosotros, además de estar totalmente alineados con estas directrices, debemos felicitarnos por la Ley de Artes Escénicas de Extremadura, un hito histórico que establece el marco jurídico para proteger al sector y reconocer su papel insustituible como motor de desarrollo y empleo, además de promocionar la identidad y diversidad cultural de Extremadura.

El sector cultural ha sido ejemplo de esfuerzo colectivo. Es justo reconocer el trabajo que han llevado a cabo compañías y empresas adaptándose a esta situación. Un sector privado que ha sufrido y se ha levantado y unas instituciones públicas, que seguirán programando para que la cultura sea ese espacio de libertad y crítica.

Con esta filosofía, afrontamos este año la VI Edición de la MAE. Con la misma calidad de siempre. 18 espectáculos de teatro y danza se programarán en Cáceres del 23 al 25 de noviembre. Una edición que contará con la participación de más de 300 profesionales entre programadores, distribuidores, responsables de eventos y compañías. Esta VI edición, además, permitirá ver espectáculos de ocho comunidades autónomas y Portugal, que traerán cinco estrenos absolutos, de los cuales tres serán extremeños. Espectáculos que se subirán a los escenarios del Gran Teatro, Teatro Capitol, la Nave del Duende, el Foro de los Balbos y la Plaza Mayor.

Extremadura Escena. Muestra de Artes Escénicas (MAE) debe ser también un lugar para hacer negocios. Programadores y compañías pueden aprovechar este magnífico entorno de la ciudad de Cáceres para tejer alianzas comerciales que sirvan para consolidar y profesionalizar aún más el sector. Juntos somos más fuertes y llegamos más lejos. La cultura es uno de los motores económicos de Extremadura. Uno de los sectores con mayor proyección y tasas de recuperación económica más altas. Pero hay que seguir trabajando en esta línea para que la recuperación permita diseñar una industria cultural más sólida.

Como es habitual, me gustaría reconocer el trabajo de la Junta de Extremadura, a través del Centro de Artes Escénicas y la Música (CEMART) de la Consejería de Cultura, Turismo y Deportes, de AVANTE, de las diputaciones provinciales de Cáceres y Badajoz, y de la Asociación de Gestores Culturales de Extremadura (AGCEX), que han sabido colaborar estrechamente para que esta VI edición de la Muestra Ibérica de Artes Escénicas empiece a ser un referente en España.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here