Madre trabajadora. Voto Psoe. Feminismo.

Mi ojito derecho
Clorinda Power

Creo que la última vez que os escribí, pedía el voto para el PSOE. Dos semanas después, lo sigo pidiendo. Os lo pido a vosotras, sobre todo a vosotras. Porque, señoras, nosotras somos las que movemos el mundo. Y sin nosotras, su mundo se les viene abajo.

Estos días vengo trabajando en un proyecto para el que he elegido como diseñadora a una mujer que es madre de una bebé. Está de excedencia, es decir, que legalmente puedo contratarla. Moralmente se lo debo. Se lo debo a ella y a todas las madres trabajadoras. Porque solo hace falta entender que lo que necesita una madre trabajadora para conciliar se llama flexibilidad.

Pero esta es una flexibilidad muy diferente a la que te exige tu jefe cuando te pide un informe para ayer o te escribe un email en domingo. La flexibilidad que hay que tener con una madre trabajadora tiene unas características muy precisas y muy sencillas: es horizontal y es recíproca.

Todo, esto también, es una cuestión de respeto. El respeto que se merecen ellos y el que nos arrebatan a nosotras. De ahí que a los jefes les gusten más las estructuras jerárquicas verticales: es la única manera de seguir fabricando mierda y que esta siempre manche a los de abajo. Y no es una cuestión de machismo, es la ley de la gravedad.

Solo hace falta entender que lo que necesita una madre trabajadora para conciliar se llama flexibilidad

Mi experiencia no solo está siendo muy satisfactoria a nivel laboral, sino a nivel humano. Porque estamos sacando adelante un proyecto con una profesional excelente, al mismo tiempo que ambas demostramos que ser madre no mella ni un ápice el talento ni las capacidades. Que ser flexibles y respetuosas y horizontales no es una pérdida sino una ganancia. Porque las dos estamos contentas. Nuestros clientes están contentos. Y su bebé, ya ni os cuento.

No votéis promesas. No votéis con miedo. Votad a un partido que luche por vuestros derechos, que nos lleve a la cima, que cuente con nosotras para la foto y también para sentarnos a la mesa, y que destape la injusticia, la desigualdad y la mediocridad. Votad a un partido que nos saque de la injusticia, de la desigualdad y de la mediocridad. Porque nos merecemos más. Porque nos lo hemos ganado. Porque también queremos mandar.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here