Las escuelas infantiles públicas de Extremadura han comenzado su actividad este miércoles con la llegada de los primeros niños que se incorporan a las aulas. El primer día de este año ha sido el más  “atípico” debido a las medidas de seguridad e higiene que se han adoptado debido a la situación del coronavirus.

Así lo ha afirmado la directora de la Escuela Infantil ‘Los Gurumelos‘ de Mérida, María del Pilar Corrillero, quien ha detallado que para este inicio del curso se han adoptado “medidas de precaución Covid” y se han “tenido en cuenta las entradas separadas de los niños”.

En este sentido, ha declarado que “no ha habido ningún contratiempo” en este primer día y que ha ido “todo bien”. Además, ha aclarado que “todas las escuelas infantiles de la Junta de Extremadura” tienen “un plan de prevención, cada una adaptado” a su entorno.

De la misma manera, Corrillero ha indicado que los niños “casi siempre lloran” en el primer día pero que “hoy aún más” porque han encontrado a profesores y resto del personal “con mascarillas, pantallas y muy abrigados con batas para la época”. “Ha sido un poquito más traumático para ellos la entrada”, ha declarado.

Igualmente, ha señalado que la afluencia en este primer día “ha sido muy minoritaria” en el centro ya que han acudido “muy pocos niños”. Este hecho, según ha puesto de manifiesto, se debe al coincidir la vuelta con la de sus hermanos mayores, que es mañana, mientras que otros están de vacaciones y también hay “algunos padres” que tienen “miedo”.

Medidas de seguridad

Con respecto a las medidas de seguridad adoptadas en las escuelas infantiles, la directora  ha explicado que han habilitado tres puertas de acceso y en cada una de ellas se toma la temperatura, se pasa por una alfombra desinfectante y se da gel en las manos.

Después, “se recepciona el material de los niños” y estos “pasan directamente a sus aulas burbuja”, ha señalado. Igualmente, ha destacado que han pasado de tres a cuatro aulas para niños de 2-3 años para pasar de 18 niños a 13 por cada clase. Además, los niños de 0-1 años han formado tres aulas para lo cual han “habilitado” la zona de comedor y así tener otra clase más.

Al hilo de lo anterior, ha destacado que “como son aulas burbuja” los niños “única y exclusivamente” están en esa clase con su tutor o tutora y el material y juguetes que hay en ese espacio es “única y exclusivamente para ellos”.

Además, Corrillero ha apuntado que el horario de recreo “también es distinto para las distintas clases” por lo que “no van a estar en contacto unos niños con otros”. De hecho, “los profesores llevan sus mascarillas fpp2, pantallas” y tienen uniformes “suficientes” por si tuvieran que cambiarse.

La directora ha explicado también que “no puede usarse la zona de patio que está aislada” ni las zonas de juego dentro del edificio ya que “solamente pueden usar los (juegos y materiales) de su propia clase”. Además, ha detallado que el comedor van a usarlo “los niños mayores con las debidas precauciones” mientras que los de cunas y 1-2 años comen “en su propia clase” y no salen.

Por último, la directora de ‘Los Gurumelos’ ha insistido en que la Junta ha “reforzado” en personal de limpieza y Técnicos de Educación Infantil (TEI), algo que -ha dicho- supone “una gran ayuda” ya que al hacer clases burbuja necesitan “más personas”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here