Los Gremlins en el Fanter Film Festival

Pablo Carrero, director del Fanter Film Festival

¿Cuáles son los objetivos del Fanter?

Traer a los extremeños películas del género fantástico y de terror que, por diversos motivos, no se estrenan en nuestra Tierra.

No es una tarea fácil, ya que hay que lidiar con las distribuidoras de cine. Como además el Festival tiene una sección competitiva de cortometrajes, que son los inicios de muchos jóvenes realizadores, brindamos una ventana para exponer sus obras.

Todo ello mezclado con buen ambiente, palomitas y performances que crean una alternativa de ocio cultural, que además hemos demostrado que a la gente joven le apasiona.

¿Cuál es el presupuesto del Fanter entre patrocinadores públicos y privados?

No tenemos patrocinadores privados, lo intentamos cada año pero es muy difícil conseguir ayudas privadas por diversos motivos.

De ayuda pública, a fecha de hoy (y estamos a 80 días para que supuestamente llegue el festival) tenemos 5.000 euros de la Junta de Extremadura.

Cuando algo está subvencionado lo pagan los propios ciudadanos

No es ni el 50% del coste que supone el festival, donde por cierto no cobra absolutamente nadie y hay más de 25 personas trabajando en él. Por tanto, podemos decir que ahora mismo, peligra la X edición del Fanter.

¿Me darías un número aproximado de espectadores?

Cada año entre 3000 y 4000 espectadores.

¿Tiene repercusión fuera de Cáceres?

Sí, gracias a abandomoviez.net, el portal del que nace la idea del festival. Abandomoviez tiene más de 1.000.000 de visitas al mes, de las que sólo son españolas el 40%. Eso expone el Festival no solo a nivel nacional sino a nivel internacional y eso se nota en las obras que se presenta al certamen de cortometrajes, que provienen de todos los rincones del planeta.

¿Te has planteado subir la entrada de precio para, al menos, cubrir costes?

Llegados al punto en el que estamos es una de las opciones que estamos estudiando, pero creemos que ese aspecto siempre ha sido una de nuestras señas de identidad, ser un festival que está al alcance de cualquier ciudadano sea cual sea su situación. Sin duda sería una lástima tener que renunciar a ella.

En este sentido, ¿no crees que la cultura es un trabajo y, aunque sea un precio asequible, se debería pagar un poco más para dar continuidad al festival? Además, podrías pagar algo simbólico a los trabajadores del Fanter…

No creo que la cultura se valore o se deje de hacerlo porque sea gratuita o de pago, y además cuando algo está subvencionado lo pagan los propios ciudadanos, ya que el dinero público es de ellos. Lo que no entendemos son las diferencias con otros eventos extremeños, a los que no se les pide que cobren o que suban su entrada para hacerlos viables.

No obstante, es una de las opciones que barajamos, pero no para que los que hacemos posible el festival cobremos algo, si no para cubrir los costes que el genera (licencias, premios, alquileres…).

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here