Oenegés de infancia piden que los niños puedan salir a la calle de forma controlada

Organizaciones de infancia han pedido al Gobierno que cuando comience la flexibilización de las medidas de confinamiento, dé prioridad a los niños. Las mismas realizan una mención especial a las familias que habitan en infraviviendas o hacinadas, para que puedan salir a la calle al menos media hora. Además, se establecerían como mínimo dos turnos para que el padre o la madre, que deberá acompañar a los menores, pueda conciliar con su trabajo.

Así, Aldeas Infantiles SOS ha sugerido “estudiar la posibilidad” de que los niños salgan a la calle “por turnos y supervisados”. De esta manera, podrían “jugar y realizar una mínima actividad física”, dando prioridad a aquellos menores que se encuentran en situación más vulnerable, en pisos muy pequeños.

“Desde Aldeas pensamos que es necesario estudiar la posibilidad de habilitar espacios exteriores por turnos y supervisados para que, bajo las medidas de seguridad adecuadas, sin poner en riesgo a nadie y priorizando siempre la salud de todos, se permita a los niños y niñas salir a la calle, jugar y realizar una mínima actividad física, especialmente en el caso de aquellos niños que viven en condiciones poco adecuadas”, ha explicado Aldeas Infantiles.

Según indica la organización, “las medidas de confinamiento y la crisis sanitaria pueden provocar en los niños y en las niñas problemas de salud, tanto mental como física”. Este hecho “se ve especialmente agravado en el caso de aquellos niños y niñas que viven en pisos reducidos o hacinados”. En España, según señalan, “hay 4,5 millones de personas que están pasando el confinamiento en viviendas de menos de 60 metros cuadrados”.

En esta misma línea, Save the Children pide al Gobierno que, de cara a la flexibilización de las medidas, priorice los derechos de los menores permitiéndoles salir a la calle, “al menos 30 minutos”. Además, deberían establecer como mínimo “dos turnos” para que los padres puedan compaginar acompañar a sus hijos a la calle con el trabajo.

Espacios verdes

“Entendiendo que se establecerán horarios de salida, pedimos que se tenga en cuenta la conciliación con el trabajo, no solo el presencial, también el teletrabajo, para por lo menos poner dos turnos”, ha indicado a Europa Press la directora de Incidencia de Save the Children, Catalina Perazzo. También les gustaría que se incluyeran “espacios verdes” para poder llevar a los pequeños pero entienden que es complicado dependiendo de dónde viva cada uno.

Save The Children apostó desde el primer momento por el confinamiento de los niños para proteger su derecho a la salud. Ahora, que ha pasado ya un mes desde que se aprobó el Estado de Alarma, advierte de que el encierro puede tener un impacto en la salud mental de los menores, “hasta cuatro veces más alto que en los adultos”. Además, la ONG insiste que al no salir a la calle, los niños pasan más tiempo delante de las pantallas. Por tanto, realizan menos actividad física, lo que altera sus patrones de sueño.

Por ello, la organización propone al Ejecutivo que, cuando flexibilice las medidas de confinamiento, “tenga en cuenta los derechos de los niños” y, especialmente, a los que viven “en infavivienda o hacinados”. De igual modo, la ONG reclama que cuando se tome la decisión se informe con claridad tanto a los adultos como a los propios niños y adolescentes. De hecho, plantea que el Gobierno conteste a algunas preguntas planteadas por los propios menores, como en Noruega, donde la primera ministra Erna Solberg, ha concedido una rueda de prensa exclusiva para los niños, con el fin de responder a todas sus dudas sobre el coronavirus para que puedan salir a la calle de forma segura.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here