Nace la Asociación de Psiquiatras de Extremadura, que pide más recursos para la salud mental
El presidente de la Asociación de Psiquiatras de Extremadura, Luis Martín, y el secretario de la misma, Juan José Molina, en la presentación de esta nueva organización que nace para reivindicar más recursos de atención a la salud mental - EUROPA PRESS

Los psiquiatras de Extremadura han puesto en marcha una nueva asociación regional para poner en valor esta especialidad médica y reivindicar más recursos asistenciales a los enfermos mentales en la región. Cabe recordar que no existe una unidad de hospitalización infanto-juvenil que el colectivo lleva reivindicando muchos años, pues han aumentado un 2% los ingresos en este sector de la población.

Precisamente la población adolescente menor de 18 años representa ya casi el 5% de las consultas ambulatorias debido a problemas derivados de la pandemia y que tienen que ver  con reacciones emocionales negativas, ansiedad, problemas del sueño, de conducta o trastornos alimentarios. Por ello, los profesionales de la psiquiatría extremeña piden reforzar los equipos de salud mental, hospitales de día, centros de internamiento específicos para la población joven, y programas de reinserción socio-laboral, entre otras demandas.

El presidente de la Asociación de Psiquiatras de Extremadura (APEX), Luis Martín, y el secretario de la misma, Juan José Molina, han presentado este miércoles en Cáceres los objetivos de este órgano que engloba a 57 de psiquiatras de la región. Entre otras cosas, piden que su especialidad salga del “vagón de cola” de la sanidad extremeña, que cuenta con 74 psiquiatras en el Servicio Extremeño de Salud (SES).

“Estamos cansados de hacer la guerra por nuestra cuenta para conseguir pocas mejoras. Muchas veces nos sentimos avergonzados e impotentes por no poder ofrecer a nuestros pacientes y sus familiares nada más que las consultas ambulatorias y la hospitalización, sin opción de recuperación funcional de las personas”, ha declarado Luis Martín.

Según ha señalado, los psiquiatras extremeños cuentan con “recursos insuficientes” y están “saturados” por la demanda asistencial, que ha crecido por las condiciones del confinamiento derivado de la pandemia. “Lo que estaba mal, ha empeorado”, ha destacado en alusión a las personas que sufrían algún trastorno mental antes de la pandemia y que se ha visto agravado por la situación actual.

Para poder atender a la población como es debido, piden que se cumplan las ratios que estipula la Organización Mundial de la Salud (OMS) de 14 psiquiatras por cada 100.000 habitantes, cuando en Extremadura, según los últimos datos de los que se dispone, esa cifra es de 1,6 psiquiatras.

De igual modo, reclaman la ejecución de los planes de salud mental, que se pongan en marcha las unidades de hospitalización específicas, o que se reformen las consultas de psiquiatría, algunas de las cuales “son totalmente inadecuadas para acoger a pacientes con patología mental”.

Ante esta estampa, Martín ha mostrado su “indignación” por el déficit que sufre “desde hace décadas” la red de salud mental de Extremadura, que está sobrecargada en la actualidad por las consecuencias directas de la pandemia, lo que está suponiendo un “aumento significativo” de la demanda a todos los niveles asistenciales en casi un 10% de lo registrado antes de la pandemia.

En esta línea, los psiquiatras vaticinan que lo peor está por llegar y que los trastornos mentales aflorarán “cuando todo esto haya pasado”. Por esta razón, el presidente de APEX ha insistido en la importancia de que haya una buena red de atención a enfermos mentales para poder dar respuesta a la población.

Para eso también ha nacido APEX, que tiene como objetivo “dignificar una profesión que aporta un buen social y comunitario incuestionable”, ha declarado Juan José Molina en la presentación de la asociación, que busca también apoyar y orientar a los médicos que se estén formando en la especialidad, y establecer relaciones con otras sociedades científicas.

Unidad de la Salud Mental al Virgen de la Montaña 

Sobre los recursos que existen en Cáceres para atender a enfermos de salud mental, el secretario de APEX, Juan José Molina, ha indicado que el equipo de salud mental que presta sus servicios en un edificio de Ronda del Carmen de una forma “aislada”, podría ser trasladado al Hospital Virgen de la Montaña, donde está dispuesta el centro de salud Zona Centro.

Cabe recordar que, en un principio, se barajó que esta unidad se ubicase en el local que dejó libre el propio centro de salud, en la avenida de Hernán Cortés, pero los psiquiatras consideran que el equipo debe formar parte de un equipo multidisciplinar de atención primaria y debe compartir colaboración con el resto de los profesionales de los centros de salud.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here