Me choca ver a mujeres (incluso alguna ministra) hablando de feminismo y vestidas con prendas de marcas low-cost. Moda Lorena Panea
La diseñadora emeritense Lorena Panea.

Ahora mismo eres una de las firmas de moda más reconocidas dentro y fuera de nuestras fronteras. ¿desde cuándo diseñas?

Quizás la pregunta sea: ¿desde cuándo estoy en contacto con el Arte? Y si la pregunta es esa, la respuesta es: desde siempre  Nací al lado del Circo Romano de Mérida, y ¡allí sobre aquellas piedras jugaba yo desde pequeña! (hoy ya está prohibido y me parece mejor así…).

Luego fui a la Escuela de Arte de Mérida ya siendo una adolescente y mi conexión con el arte fue aumentando, a la vez que crecía mi fascinación por la Arqueología y Egipto que ya me venía desde pequeña…

Finalmente me fui a Barcelona a estudiar diseño de moda, porque ya se me daba bien el diseño desde entonces y alguien me dijo en el instituto que de egiptóloga no tendría trabajo…

Al final el diseño es solo un medio que he usado desde siempre, para hacer las cosas que más me gustan. Hoy uso el diseño para conectar con mi gran pasión y conexión con Egipto, y me falta el tiempo…

 ¿Cómo se tomaron en tu casa, en Mérida, que quisieras ser nada más y nada menos que diseñadora de moda?

Exageradamente bien, y esa es la suerte que tengo con mis padres. No me pusieron ninguna traba, se informaron conmigo, incluso pidieron un crédito para que yo pudiera irme a vivir y estudiar al otro lado de España.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Lorena Panea Design House (@lorenapanea)

Me suenan historias de padres que coartan la libertad de sus hijos de elegir lo que les atrae estudiar, de padres que quieren que los hijos estudien una carrera que “les garantice un futuro” (como si existiera tal cosa actualmente…). Afortunadamente, nunca han sido mis padres así, lo que quizás también me ayude a sentir que no tengo límites. Al final, como siempre digo, no es cuestión de lo que has estudiado o quieres estudiar, es lo que sabes hacer con ello. Es actitud.    

 Mucha gente asocia la moda a la superficialidad, a la frivolidad, a las mujeres que no hacen otra cosa que pensar en su aspecto exterior ¿cuál es tu opinión al respecto?

Es cierto que el mundo de la moda está lleno de gente snob, superficial y frívola – y estas cualidades se encuentran de forma casi pareja con la ignorancia…

Tal y como he dicho antes, una vez en la Moda, hay que ser superior a todo ello. Moda no es “el color que se lleva”, o “el vestido que ha llevado fulanita de tal”.  Moda es una expresión artística sobre quiénes somos y quiénes queremos ser, como individuos y como sociedad. Y a esto sumemosle unas capacidades técnicas (de patronaje, de costura, de materiales, etc…) y conocimiento histórico-social sobre el mundo – una ecuación que ya deja de fuera a la gente frívola y superficial 😀

Esas personas no son la Moda, son víctimas y espejismos de esta.  

 ¿Cómo es una mujer LP?
Pregunta super difícil, no de contestar sino de que me entiendan. No es un tema de edad, ni de clase de mujer, ni siquiera de estética.

Una mujer LP tiene una esencia vital interna (lo que los antiguos egipcios definían como “Ka”) que, independientemente de su edad, clase social o tipo de cuerpo, le da una orientación sobre cómo se quiere ver y lo que quiere expresar al mundo.

Yo lo percibo como si dentro de cada mujer hubiera conformada y poderosa diosa egipcia, ansiosa por aportar fuerza, justicia, bienestar y equilibrio, no solo a esa misma mujer LP, sino también al mundo que la rodea – insisto, independientemente de su condición social, orientación, raza, edad o estética.

 

Cuéntame más sobre tu concepto de moda feminista y sostenible

Hay obviamente unos valores feministas y sostenibles detrás de mi concepción y visión de moda, porque esos conceptos están claramente abarcados dentro de los parámetros de fuerza, justicia, bienestar y equilibrio. Pero tampoco lo quiero imponer como “ideología”, ya que esa interpretación siempre ha de salir del interior de cada mujer, ha de salir de su “Ka”.

Espero que mi concepto de moda sea más bien revelador para cada mujer, y por eso se habla tanto de historia, religión, naturaleza y arte en mi web o en mis redes sociales.

No soy quién para decir a ninguna mujer si es feminista querer maquillarse o no, ponerse unos tacones o no, llevar falda o pantalones, etc. Simplemente, quiero proporcionar el conocimiento suficiente para que cada mujer sepa elegir, de forma consciente, lo que quiere ponerse – y de paso, que sepa el origen de lo que está haciendo.

En cuanto a sostenibilidad, eso ni tiene más historia. Cualquier marca que no tenga una orientación sostenible y respetuosa con el medio ambiente y social, directamente debería estar vehemente prohibida por las autoridades o vetada por los consumidores… Es cierto que todavía no abundan los proveedores de telas orgánicas o recicladas, y como tal eso aun va dificultando que más marcas de moda lo incorporen en sus diseños. Pero los hay cada vez más, y desde luego los hay mucho más que hace 7-8 años cuando empecé con mi marca en Mérida y ya entonces tenía clarísimo que este es el único camino posible en la moda.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Lorena Panea Design House (@lorenapanea)

Tanto es así que este año, por tercer año consecutivo, presentaré una colección de bikinis y bañadores exclusivamente hecha con materiales reciclados u orgánicos. Y en mis las colecciones de vestidos de novia o fiesta, estos materiales ya son aproximadamente el 50% desde hace 4 o 5 años…

Por tanto, este mes de marzo y el pasado 8M, una fecha trágica ligada a la industria textil, queda mucho por reivindicar ¿no crees?

Y tanto que queda por reivindicar. Pero aún me choca ver a mujeres (incluso alguna ministra…) hablando de feminismo y vestidas con prendas de marcas “low-cost”, confeccionadas por mujeres en condiciones penosas en Bangladesh, Vietnam, China, o símiles.

Y ese argumento de que “por lo menos esas mujeres tienen un trabajo” no es válido porque trabajar 16h al día para cobrar un sueldo de céntimos al día, que les obliga a compartir una habitación de 9 m2 entre 3 personas no tiene nada de digno… No está habiendo un reparto honesto ni justo, y las mujeres en el mundo “desarrollado” están siendo partícipes de esa injusticia con ese consumo ignorante.

Y a esto, sumemos la contaminación química que conlleva la fabricación de las telas de esas prendas en países sin un reglamento medioambiental, en que todo vale. Contaminando el suelo y los ríos que son el sustento de otras tantas mujeres… Y cuando esas prendas terminen en nuestros vertederos, esa basura se está enviando a países pobres como Filipinas como he podido ver con mis ojos…

Total, que no se puede ser feminista a costa de mano de obra esclava…

Eso no es feminismo, es hipocresía o ignorancia (y no sé qué es peor…).

Yo cuando adquiero telas fabricadas en España, Italia, Chipre, Corea o Japón, estos materiales están sujetos a un reglamento respetuoso con el medioambiente – tratamiento de agua utilizado, exclusión de ciertos químicos, etc…

Solo hay una forma de combatir estas injusticias que en algún momento nos explotarán en las manos, en Europa y América: no permitir la entrada de prendas confeccionadas en países sin regulación medioambiental y laboral. Se intentó legislar esto en el Parlamento Europeo, pero se rechazó…

 Siguiendo con esta línea, vistes a mujeres muy poderosas y empoderadas como Natty Peluso o Amaia ¿Qué supone esto para ti como creadora?

Bueno, no te creas que me dejo deslumbrar por la fama… JAJAJA. Desde luego, ese no es mi “modelo de negocio” (vestir a famosas).

Quién ha venido a mi atelier y se ha llevado un diseño mío (ya sea un vestido, una joya, un bikini…), lo ha hecho porque ha querido – porque tampoco pago a nadie para llevar diseños LP…

Son mujeres que en algún momento se han sentido atraídas por mi diseño – como confesó Amaia (en una entrevista a SModa, si no me equivoco) cuando vistió mi 2 piezas azul en “City of Stars” y luego le hice otra versión en rojo cuando actuó en Madrid, en la gira de Eurovisión – Y obviamente eso me produce cierta satisfacción.

Pero al igual que me produce satisfacción vestir cualquier a otra clienta que viene a mi atelier, y también tiene una historia inspiradora, poderosa o de superación para contar – aunque no tenga la misma fama…

Es más, aparte de que las famosas son personas normales, como tú y yo, muchas artistas son incluso “productos de marketing”, incluso cuando a veces van de todo lo contrario… Así que, nada de ello me impresiona especialmente.

En cualquier mujer solo me importa una cosa: su esencia vital, su Ka – y a veces las famosas no lo tienen necesariamente…

 Por último, ¿me adelantas algo de tus próximos proyectos?

Sí, estoy preparando una nueva línea que va a sorprender… ¡Pronto habrá más noticias!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here