Los espacios test agrarios dibujan el modelo de incorporación de personas jóvenes al campo
Casa Nova.

Las Primeras Jornadas sobre Espacios Test Agrarios, que finalizaron el pasado viernes, han fijado las bases para la creación de una futura Red de Espacios Test Agrarios en España, al estilo de la ya existente desde 2012 en Francia. Precisamente ha participado en la última de las jornadas que han tenido lugar esta semana el coordinador de la red francesa, RENETA, Jean-Baptiste Cavalier, que ha animado a las entidades implicadas en la implementación de este modelo de incorporación de nuevos agentes al campo a continuar su labor.

Las Jornadas, que se han celebrado en formato virtual, tras la suspensión a causa de la Covid-19 de las inicialmente previstas a principios de junio en Lleida, han superado incluso las previsiones más optimistas de la organización, con la participación de más de 270 personas procedentes de 40 provincias diferentes de España. La organización ha corrido a cargo del Grupo Operativo RETA, que lleva trabajando desde 2018 en la implantación en España de los espacios test agrarios, un innovador modelo de incorporación al campo de jóvenes y otras personas que no proceden de familias con tradición agraria.

Las jornadas se han celebrado en cincos sesiones distribuidas entre el lunes, miércoles y viernes de esta semana. Fueron inauguradas el pasado lunes por Isabel Bombal, directora general de Desarrollo Rural, Innovación y Formación Agroalimentaria del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, y por Begoña García Bernal y Teresa Jordà, consejeras de Agricultura de los gobiernos de Extremadura y Catalunya, los dos territorios donde empezarán a implementarse los primeros espacios test agrarios.

Los espacios test agrarios son un nuevo modelo de incorporación al campo ya muy extendido en otros países europeos, sobre todo en Francia. Tienen como objetivo facilitar el relevo generacional en el campo a través del acompañamiento de las personas que quieren llevar a cabo un proyecto emprendedor en un entorno de prueba, que les permite una inserción progresiva y segura al sector agrario. Aunque no únicamente, son programas especialmente concebidos para aquellas personas que no proceden de familias de tradición agraria.

En la última jornada del pasado viernes, Neus Monllor, consultora agrosocial y coordinadora del Grupo Operativo RETA y de las Jornadas, y Laura Megías, técnica de espacios test agrarios de ARCA, la entidad que lidera la implantación del modelo en España, han expuesto las líneas principales del trabajo que se ha llevado a cabo en los dos últimos años y que deberá culminar, con la participación de todas aquellas personas y entidades que se sumen al proyecto, en la conformación de la futura Red de Espacios Test Agrarios de España (RETA). 

Red de Espacios Test Agrarios de España (RETA)

El objetivo es convertir la futura RETA en una organización referente que diseñe e implemente los espacios test agrarios, pero especialmente como agente de interlocución con las administraciones y para ayudar a superar las adversidades, ya que uno de los valores del modelo es que cada espacio test agrario pueda ser construido a partir de las singularidades y las necesidades de cada territorio concreto. Según ha relatado Laura Megías, los roles principales que debe jugar la futura RETA son los de generación de conocimiento, interlocución y representación, y de coordinación y espacio de encuentro y apoyo entre las entidades participantes en los espacios test agrarios.

«La red debe facilitar, cohesionar, coordinar, y también ilusionar, aparte de transferir conocimiento e innovación», ha indicado Neus Monllor. Siguiendo el mensaje que se desprende de la misión de la futura RETA -«una misión, work in progress, en manos de todas aquellas que quieran participar en el proceso», ha matizado Monllor-, «la Red nace con la convicción de que es necesario un cambio en el sector agrario hacia un nuevo paradigma de proximidad y de sostenibilidad económica, social y ambiental».

Para ello, sigue, «la RETA quiere revolucionar las actuales políticas de soporte al relevo generacional en el sector agrario con el objetivo de contribuir a un mundo rural vivo, dinámico y sostenible». Para ello se cuenta con programas innovadores que impliquen a la sociedad y a entidades, tanto públicas como privadas, desde el compromiso, la creatividad y la cooperación. La RETA se fija el reto de convertirse en la red de referencia en este proceso de cambio de paradigma en el mundo rural.

Un 66% de las personas que han pasado por un espacio test agrario francés han acabado dedicándose a la agricultura

La jornada de este viernes ha contado con la participación de Jean-Baptiste Cavalier, coordinador de RENETA, la veterana red de espacios test agrarios francesa. Desde 2007, 700 personas han hecho una prueba de actividad en Francia; un 66% de ellas, tras la prueba, han continuado su actividad profesional como agricultores; un 10% ha continuado su actividad en el sector primario pero como trabajadores agrícolas a sueldo de otras empresas, y un 15% han renunciado. Segun Cavalier, este 15% no es un fracaso, «quizá lo sea para la persona, pero no para el modelo de espacio test agrario, ya que ha cumplido su objetivo de permitir testear la actividad agraria a la persona, y ésta ha decidido que lo suyo no es la agricultura», ha señalado. En cambio, un 9% no han tomado ninguna decisión al final de la prueba de actividad y, segun Cavalier, es en estas personas en las que el espacio test no habría cumplido sus objetivos.

El primer espacio test agrario francés se remonta a 2007. Actualmente RENETA cuenta con 61 miembros: 51 espacios test agrarios en funcionamiento; 7 en proyecto, y 3 miembros asociados, concretamente tres redes nacionales colaboradoras. Cavalier ha insistido en la multiplicidad de características y singularidades de cada espacio test agrario, y que las mismas no vienen marcadas desde la red nacional, que se limita a una función de defensa del modelo ante la administración, y de aportación de elementos de innovación, cohesión y refuerzo de las dinámicas locales. «Existe más de un modelo de éxito de espacio test», ha insistido.

Trabajo conjunto entre entidades de Extremadura y Catalunya

La clausura de las jornadas ha ido a cargo de Rosa María Araujo, presidenta de la Red Extremeña de Desarrollo Rural (Redex), y de Roser Bombardó, presidenta de la Associació d’Iniciatives Rurals de Catalunya (ARCA), las dos entidades que han pilotado el Grupo Operativo RETA y los primeros trabajos de implementación de los espacios test agrarios en España y que deberán dar origen a la futura Red de Espacios Test Agrarios. 

Les ha precedido una pequeña intervención de Albert Puigvert, director de ARCA, que ha ejercido de introductor de las Jornadas. Puigvert ha insistido en continuar con el trabajo conjunto con todas las entidades y personas participantes en las Jornadas para construir conjuntamente el escenario esbozado en las mismas. «La base de los espacios test agrarios que funcionan son la construcción de alianzas, y en éso estamos», ha señalado. 

Rosa María Araujo ha puesto el acento en la colaboración entre entidades extremeñas y catalanas, y en la idoneidad de herramientas como los espacios test agrarios, por todo aquello que aportan de «innovación y experimentación» en el relevo generacional en el campo, tanto asentado a población como incorporando a nuevas personas que no tienen origen agrario. Ha puesto en valor la tarea llevada a cabo por entidades como la cooperativa Cooprado o la Escuela de Pastores Tajo-Salor-Almonte, y ha mostrado su convencimiento que las administraciones deberán sumar herramientas como los espacios test agrarios en las futuras estrategias de desarrollo rural.

Roser Bombardó también ha puesto de relieve la metodología de los espacios test agrarios y de la necesidad de una futura red que ejerza de lobby de presión para conseguir cambiar las normativas existentes y que se facilite la labor de herramientas como ésta en favor del relevo generacional en el campo. También ha mencionado iniciativas como BCN Smart Rural, el programa a través del cual ARCA está impulsando la creación de diversos espacios test agrarios en Catalunya. Ha terminado haciendo un llamamiento a las diversas entidades a «trabajar conjuntamente, imprescindible para avanzar en red».

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here