Las mujeres extremeñas trabajan gratis 77 días al año, según UGT Extremadura
La secretaria general de UGT Extremadura, Patrocinio Sánchez. UGT.

La comunidad autónoma de Extremadura registra una brecha salarial de más de 3.800 euros entre hombres y mujeres, según un informe de UGT Extremadura, que señala que este hecho se traduce en que las mujeres extremeñas trabajarían 77 días gratis al año para igualarse al salario de los hombres.

Este lunes, 22 de febrero, Día Internacional de la Igualdad Salarial, la secretaria general de UGT Extremadura, Patrocinio Sánchez, y la secretaria de Igualdad, Políticas Sociales y Salud Laboral del sindicato, María José Ladera han presentado esta investigación.

Hay que subrayar que los datos de brecha corresponden a los salarios de 2018, es decir, que son los más actuales y los que desagregan más conceptos salariales.

Una diferencia que supera el 17%

La diferencia salarial entre hombres y mujeres en Extremadura es del 17,56 por ciento, un porcentaje que ha descendido con respecto al año anterior del 0,36 por ciento. Esto quiere decir que si el ritmo de bajada salarial fuese constante se necesitarían casi 49 años para que las mujeres la equiparación entre hombres y mujeres.

Las ganancias medias anuales de las mujeres en Extremadura, según el estudio, fueron 17.972,63 euros frente a los 21.794,57 euros de los hombres, lo que supone una diferencia salarial de 3.821,94 euros que, si se traduce en días, arroja que las mujeres necesitarían trabajar 77 días más para igualarse a los hombres.

Comunidades Autónomas

La secretaria de Igualdad, Políticas Sociales y Salud Laboral de UGT Extremadura, María José Ladera, también ha indicado que existen diferencias de brecha salarial entre comunidades autónomas y ha remarcado la extremeña está “muy por debajo” de la media nacional, situada en el 21,42%

Sin embargo, ha explicado que es un hecho que no debe ser motivo de satisfacción porque Extremadura ocupa el último lugar en cuanto a salario bruto anual, tanto de hombres como de mujeres, con 21.794,57 euros y 17.972,63 euros, respectivamente.

Los hombres y las mujeres del País Vasco son los que tienen una renta más elevada, con una media de 24.757,18 euros, en el caso de las mujeres, y de 31.970,30 euros, en el caso de los hombres.

A la vez, María José Ladera ha puesto de manifiesto en el factor edad a la hora de hablar de brecha salarial entre sexos, ya que hay un aumento de la brecha a partir de los 25 y hasta los 53 años, es decir, con el periodo en el que la mujer decide ser madre o se dedica al cuidado de los dependientes.

De ahí que UGT Extremadura reclame recursos públicos como guarderías o centros residenciales para facilitar la conciliación entre la vida laboral y la familiar.

La precariedad femenina

Por su parte, la secretaria general de UGT Extremadura, Patrocinio Sánchez, ha informado de que desgraciadamente todavía sigue habiendo brecha salarial entre hombres y mujeres. En esta línea, ha señalado que los sectores feminizados son más precarios y peor remunerados.

Además, ha explicado que la contratación de las mujeres suele ser de carácter temporal y con jornadas parciales, y que además, la carrera profesional de la mujer se interrumpe cuando decide ser madre o asume las tareas de los cuidados.

De ahí, ha dicho Sánchez, que el sindicato reivindique el aumento del salario mínimo interprofesional, que afecta en gran parte a las mujeres por ocupar sectores vinculados al mismo.

A su juicio, resulta fundamental la derogación de la reforma laboral, que ha afectado a la precarización del mercado laboral, y especialmente a aquellos sectores de actividad donde desarrollan su labor las mujeres.

Patrocinio Sánchez ha insistido también que la pandemia ha puesto en evidencia la importancia de los sectores feminizados, que han sido considerados esenciales y fundamentales, como los relativos al sector sociosanitario, al sanitario, al de la dependencia y a todos los relacionados con los cuidados.

“Nuestro sindicato aboga por la igualdad salarial en trabajos que tengan igual valor”, ha sentenciado la secretaria general de UGT Extremadura.

En este sentido, ha subrayado que, entre los retos futuros, está la aplicación del decreto de Igualdad Retributiva, que salió publicado el año pasado e introduce la obligatoriedad de las empresas de disponer de un registro retributivo.

Esto va a permitir, ha aclarado la secretaria de UGT, una foto fija de cuál es la realidad dentro de los centros de trabajo, así como conocer las categorías que ocupan las mujeres y con qué remuneración.

Por último, Patrocinio Sánchez ha insistido en que hay que seguir apostando por que las políticas públicas tengan un enfoque de género y aportar por la igualdad en el “más amplio sentido de la palabra”, además de invitar a no olvidar la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here