La policía judicial continúa investigando el móvil del joven desparecido en Badajoz, Pablo Sierra

La policía judicial no descarta realizar nuevas búsquedas y «en principio» ha centrado la investigación en el análisis de los datos y de la información disponible sobre la desaparición de Pablo Sierra, el joven estudiante de la Universidad de Extremadura desaparecido en Badajoz Durante la noche del pasado jueves al viernes.

«En principio todo continúa igual, centrado en lo que es policía judicial, que será la que determine si en su caso hiciese falta momento y lugar donde realizar búsquedas o batidas más exhaustivas, de momento ellos continúan con la investigación», han informado fuentes de la Policía Nacional de Extremadura en declaraciones a Europa Press.

De la misma manera, han recordado a la población que «si alguien en algún momento vio a Pablo por alguna zona» es «importante» que lo traslade a la policía. Las autoridades resaltan en este sentido que «puede ayudar a la hora de la investigación de policía judicial a llegar ya a localizar lo antes posible a Pablo».

Igualmente, «de momento», continúan las investigaciones para dar con el paradero del joven desaparecido en Badajoz y policía judicial trabaja en «todo lo que haya por los alrededores» tanto de donde apareció el teléfono de Pablo, junto al río Guadiana, como de la Plaza España «porque es el último sitio donde se le vio». «No vamos a coger una cámara de imágenes de Plaza España, sino que vamos a tratar de captar todas las imágenes y estudiarlas de la zona», han explicado.

En este sentido, la Policía ha explicado que «se está captando toda la información», ya sea de su móvil, de las cámaras de seguridad, o de sus familiares y amigos. Con todo esto la policía judicial está estudiando la situación, un trabajo «arduo y muy exhaustivo porque se está recibiendo mucha información» y «hay que estudiarla toda».

Además, la Policía Nacional ha remarcado en que «en ningún momento se descarta que policía judicial determine que en una zona determinada y en un momento determinado se pueda iniciar nuevamente la búsqueda». Asimismo, han aclarado que están «totalmente seguros» de que tanto Guardia Civil que estuvo con la policía el fin de semana, como Policía Local, Protección Civil, Cruz Roja o los bomberos «todos están al pie del cañón y seguro que aportarían su granito de arena» para dar con el paradero de Pablo. «No cesamos en tratar de localizarle», ha finalizado.

Cabe recordar que el chico, estudiante de la Universidad de Extremadura y alojado en la residencia universitaria Rucab, fue visto por última vez en la calle Zurbarán de la capital pacense en la noche del jueves al viernes de la semana pasada.

Durante tres días se ha peinado, tanto con medios terrestres, acuáticos e incluso aéreos todo el tramo urbano del río Guadiana. Este lunes se trasladó la búsqueda a otras zonas de la ciudad, como los alrededores de la residencia universitaria, La Luneta, el Fuerte de San Cristóbal o Suerte de Saavedra, y este pasado martes se paralizó el rastreo a pie y los equipos que estos días han estado peinando varios puntos de la ciudad no salieron.

Pablo mide 1,75 centímetros de estatura, es de complexión atlética, tiene el pelo moreno con flequillo rizado y ojos marrones. En el momento de su desaparición vestía camisa azul, pantalón vaquero, chaqueta azul y zapatillas blancas.

 

FuenteAvuelapluma/Europa Press

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí