Los hosteleros de Cáceres han puesto de manifiesto este miércoles su “desolación” y “abandono” en una protesta que ha tenido lugar en la Plaza Mayor de Cáceres para pedir la reapertura de sus negocios y solicitar ayuda a la administración. Cabe mencionar que la  crisis generada por el coronavirus ha provocado el cierre de bares y restaurantes muchas semanas en el último año.

Una enorme paellera, en la que se podía leer ‘De la hostelería comemos muchos’, ha realizado las funciones de campana como símbolo del duelo de la hostelería. “Queríamos escenificar el silencio de un entierro porque nos están matando lentamente”, ha declarado Miguel Ángel Martín, portavoz de la Asociación Cacereña de Bares y Restaurantes (Acabares) en declaraciones a los medios.

La Plaza Mayor, con las terrazas recogidas, ha sido el escenario escogido por los hosteleros para poner en escena un espacio perpetrado con más de cien sillas vacías como metáfora de la ausencia de clientes y de ayudas para el sector. Por su parte, los hosteleros se han  colocado fuera del espacio, respetando la distancia mínima pertinente y poner de manifiesto su descontento por la situación. “Estamos abandonados”, ha sentenciado el portavoz.

La concentración ha sido convocada por la Federación Extremeña de Asociaciones de Bares y Restaurantes (Fexbares) en más de una decena de localidades de la región y ha tenido lugar a las 12:00 horas en las principales plazas de los grandes municipios como Badajoz, Cáceres, Don Benito, Llerena, Mérida, Montijo, Navalmoral de la Mata, Plasencia, Villanueva de la Serena, Trujillo, y Zafra, entre otros.

“Esta protesta es para que nos dejen abrir y para que nos den una hoja de ruta de cómo va a ser nuestro futuro porque se presenta muy incierto”, ha explicado Martín, que entiende la gravedad de la pandemia del coronavirus, pero a la vez, los hosteleros exigen que la administración diseñe un plan de futuro para el sector con ayudas directas o exención de impuestos que “se siguen pagando aunque no haya ingresos”.

Martín comprende que hay normativa que viene desde el Gobierno de España y que no dependen ni de la Junta de Extremadura ni del Ayuntamiento de Cáceres pero ha pedido “una hoja de ruta” para “saber a qué atenerse” con respecto a la toma de decisiones que sí dependen del Gobierno regional. Además, considera que los impuestos tienen que establecerse en función de las condiciones en las que se abran los negocios, es decir, pagar las tasas acorde con los aforos y las restricciones.

Con respecto a la posibilidad de que se abra la hostelería de forma gradual, al igual que se hizo la semana pasada con el comercio, Martín ha señalado que “sería un alivio” aunque ha apostillado que hay negocios que cuentan con muchos trabajadores y no pueden arrancar para abrir solo seis horas. “No se trata solo de abrir sino de saber de qué forma nos van a dejar abrir”, ha insistido.

Trabajo digno 

En la concentración se ha leído un manifiesto, que se ha entregado al Ayuntamiento de Cáceres, en el que se reivindica el “derecho constitucional a trabajar de forma digna”. “Nuestra situación es dramática, insostenible y funesta y no pueden seguir tratándonos de la manera en que lo han venido haciendo”, recoge el texto.

En el manifiesto se recuerda también que los locales de hostelería han invertido a la hora de adecuar sus establecimientos a la nueva normativa y ha “acatado y cumplido todas las normas” por lo que “no es de recibo que estemos al límite de nuestra capacidad y al borde de una quiebra económica”,

Por tanto, exigen “indemnizaciones por inactividad y pérdidas sufridas hasta el día de hoy”; un plan de futuro “claro y coherente” que permita planificar su actividad; compensaciones para gastos y reducción de la presión fiscal, además de campañas que trasladen “confianza” al público y posibiliten el trabajo de “forma justa y coherente”.

Igualmente, piden “más diálogo” con las instituciones para agilizar trámites, acelerar los pagos de las indemnizaciones y abordar las medidas aplicables a cada momento, “pero medidas que sean consensuadas y que acompañen a la reactivación de los negocios y del empleo”, explica el manifiesto en otro de sus puntos.

“En definitiva, exigimos abrir con seguridad y viabilidad y no de cualquier manera”, concluye la misiva que pide “una hostelería sostenible, respetada y que dé empleo”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here