29263047

El Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura ha aprobado un decreto por el que se declara Bien de Interés Cultural (BIC), con categoría de monumento, la Casa de la Encomienda de Moraleja; un edificio relevante que ha sido escenario de acontecimientos “cruciales” para esta localidad y su comarca.

A pesar de su “deficiente” estado de conservación y de los “numerosos” añadidos y reformas para adaptarla a funciones domésticas y agropecuarias, la Casa de la Encomienda “aún mantiene su imagen noble y monumental, con rasgos y elementos defensivos”, explica la Administración regional.

Según los datos documentales, la fortaleza que se describe en el siglo XVI era “modesta, tanto por la escasa complejidad de sus dependencias como por la inconsistencia de su fábrica”. Por ello se cree que la primitiva fortaleza debía responder a planteamientos defensivos de “relativa urgencia”, operados durante el siglo XV para “asegurar” la integridad de la edificación.

El edificio está constituido por dos crujías, dispuestas en forma de “L” invertida, a las que posteriormente se le añadieron otros espacios de carácter “más tosco”. Entre todos determinan una figura geométrica tendente a un cuadrado irregular en torno a un “espacioso” patio del siglo XVI que aún conserva su empedrado primitivo (fechado en 1583) de rollo cuarcítico dispuesto en calles delimitadas por líneas maestras paralelas. En el pavimento se observan los desagües para la canalización de las aguas pluviales.

Además, en esta Casa se hospedó el rey Felipe V, en 1703, en su desplazamiento hacia Portugal durante la Guerra de Sucesión.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here