DSC_4671

José Cercas Domínguez, antiguo columnista de AVP y poeta santaniego muy vinculado a Trujillo, acaba de publicar un nuevo poemario titulado “Los marcados días de la lluvia” que presentará en el cacereño Palacio de la Isla el próximo 19 de marzo, a las 20.00 horas. Cercas posee una extensa obra, en la que destacan poemarios como “El tiempo que me habita” (2006) o “Los versos de la ausencia y la derrota” (2009). Cercas ha coordinado la Feria del libro de Requena y actualmente hace lo propio con la Feria del Libro de Trujillo.

Este libro no tenía previsto ver la luz…

Pues en principio no. Porque lo conforman unos textos que yo escribí durante una época mala, con muchos cambios en mi vida y con la enfermedad de mi madre, que finalmente falleció. Recordar estos textos me daba mucha pena y no quería rememorar su escritura. Pero al final, mis propios amigos me conminaron a que publicara estos poemas.

Escribir poesía, ¿es una forma de escape?

Sin duda. Aunque yo empecé a escribir poesía por vagancia (risas). Cuando un poeta dice que escribe poesía porque es vago, es porque no sabe de poesía. La poesía necesita mucho trabajo. Pero cuando empecé a escribir poemas desconocía la cocina de la escritura poética y solía decir que escribía poesía porque la prosa me llevaba más tiempo… Pero era una época en la que escribir poemarios era algo visceral, que me salía, sin tener en cuenta la estructura. Con la experiencia he ido puliendo la técnica…

¿Eres autodidacta?

Sí. Yo solo he aprendido a perfilar mi técnica. Leyendo mucho. Leo de todo. Me gusta mucho Walt Whitman y tengo a toda la Generación del 27 como libro de cabecera. Ahora también estoy muy enganchado a Eduardo Moga. Yo hago poesía libre. La poesía está en todas partes; explica la vida.

¿Qué tipo de poemas nos vamos a encontrar en este libro?

Entre “Oxígeno” y “Los marcados días de la lluvia” hay mucha madurez poética, con un estilo más perfilado. En este último libro utilizo mucho la anáfora y también hay poesía descriptiva.

¿Se puede vivir de hacer poesía?

Calla, calla… Lo que un poeta quiere es no perder dinero con la poesía. Y en ese punto estoy, desde luego. El panorama de la poesía en este país está como en una situación de calma chicha. Pero creo que eso va a cambiar en el corto plazo y la poesía va a escalar posiciones en cuanto a lectores. Lo que pasa es que no hay nada muy destacable, o por lo menos yo no lo conozco; siempre se utilizan las mismas técnicas.

 

Eduardo Villanueva /

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here