Guadalupe destino accesible

La pasada semana se presentó por parte de la Junta de Extremadura un plan de accesibilidad física, cognitiva y sensorial para los municipios de Guadalupe y Jerez de los Caballeros. Con esto se pretende mejorar el acceso patrimonio histórico de las localidades y fomentar el turismo inclusivo.

Así, se construirá una rampa en la Basílica de Guadalupe para facilitar el acceso a las personas con movilidad reducida mediante la construcción de una rampa o “facilitar” el conocimiento del conjunto artístico de Jerez de los Caballeros a través de cartelería informativa adaptada a la lectura fácil.

La iniciativa se presentó en Mérida con el consejero de Sanidad y Políticas Sociales, José María Vergeles, junto a la alcaldesa de Jerez de los Caballeros, Virginia Borrallo; el alcalde de Guadalupe, Felipe Sánchez; la directora general de Arquitectura de la Junta, María Ángeles López Amado y el presidente de la Asociación para la Atención y la Integración Social de las Personas con Discapacidad Física de Extremadura (Apamex), Jesús Gumiel Barragán.

Por su parte, Vergeles ha subrayado que ambos planes se desarrollarán durante cuatro años y que el objetivo de los mismos es conseguir accesibilidad universal para los vecinos y los visitantes. Además, así se pone en valor el patrimonio histórico para ofrecer un turismo “más accesible”, y asegurar la accesibilidad a las instalaciones del ayuntamiento.

Guadalupe accesible

El alcalde de Guadalupe, Felipe Sánchez, ha calificado a este proyecto como “complicado y valiente”, debido a la “dificultad” de ejecutar un plan de accesibilidad en un terreno “tan complicado” como el de Guadalupe.

Gracias a esta iniciativa, las zonas más turísticas de Guadalupe, así como algunas calles principales resultarán más fáciles de transitar para todas las personas. Para ello, se ha trabajado en un diagnóstico muy meticuloso de las calles para poder adaptarlas correctamente. También se va a adaptar la piscina municipal de Guadalupe y se van a iniciar las conversaciones con la comunidad franciscana con el fin de “llegar a un acuerdo” para hacer accesible la entrada a la Basílica de Guadalupe.

En este caso se necesita construir una rampa pegada a la fachada del monasterio y hacer más fácil el acceso a la iglesia. Respecto al interior, se pretende construir una plataforma para las escaleras interiores. Felipe Sánchez ha recalcado la ampliación de 2 a 12 los aparcamientos para personas con movilidad reducida.


1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here