José María Fernández de Vega, productor de ‘Buñuel en el Laberinto de las Tortugas’,

José María Fernández de Vega, productor de ‘Buñuel en el Laberinto de las Tortugas’

¿En qué momento se te ocurre hacer una película de dibujos animados desde Almendralejo?

Es la culminación de un deseo y una ilusión que tenía desde pequeño. Siempre me encantó el cine de animación, y siempre quise aprender sobre lo que hay detrás, cómo se hace, desde el punto de vista técnico y desde el punto de vista artístico.

Como mi empresa había crecido vinculada a mi tierra, fui poco a poco creciendo artísticamente y profesionalmente, pero siempre en Almendralejo. Y por eso, la película se gestó y se pensó hacer en Almendralejo.

Además, querías contar la historia del rodaje de Tierra sin Pan en las Hurdes, tal y como narra la novela gráfica de Fermín Solís. Para muchos, otra idea peregrina…

Al principio no pensé que pudiera ser más que un corto, porque yo pensaba “¿a quién más, aparte de a mí, le podría interesar ver esta historia en dibujos animados?”. No porque no fuera interesante, sino porque el mundo del cine y especialmente el de animación, está tan marcado por ideas muy parecidas… que pensar en hacer animación, sobre Buñuel, y sobre un documental… me parecía bastante surrealista.

Como historia era fantástica, pero comercialmente la veía poco viable.

Y con todo esto, llega la hora de buscar financiación más allá de la ayuda a la producción de largometrajes de la Junta de Extremadura.

Cuando estaba haciendo la adaptación del libro para mi corto, pensaba todo el rato “qué difícil es meter toda la historia en tan poco tiempo”. De ahí que surgiera la idea de hacer un largo. Pero sin experiencia previa en producción de cine… ¿cómo iba yo sólo a levantar la financiación de un largometraje?

Como empresario, además, siempre he pensado que los proyectos extremeños deben crecer hacia fuera.

“‘Buñuel en el Laberinto de las Tortugas’ está contando parte de nuestra historia”

Con esa misma filosofía empecé el proceso de financiación. Si hacía la película sólo con financiación de Extremadura, era difícil que creciese más allá de nuestra región.

Así que empecé a buscar socios, coproductores… y tuve la suerte de conocer a un productor de cine de animación, Manuel Cristóbal, al que le gustó la historia tanto como a mí. Los dos empezamos a buscar financiación, equipo, medios… y cuando nos dimos cuenta, teníamos un estudio de animación en Almendralejo y estábamos haciendo la película.

Ahora sí, ¿cómo ha sido hacer una película para contar una historia extremeña y desde Extremadura?

Ha sido muy estimulante, y muy difícil. Cualquier producción de cualquier película, es complicada, desde el punto de vista de la financiación, de la gestión, del personal…

Si además la haces en animación, más difícil aún, porque hace falta más dinero, más artistas, durante más tiempo…

Pero sin embargo, con esfuerzo, tesón y constancia (y un poco de suerte) se consiguió.

Y ahora, que está terminada, nos encanta habernos metido en esta historia, porque no sólo es una película muy bonita y muy entretenida, sino que está contando parte de nuestra historia, y al mismo tiempo le está dando una vuelta a la visión de Buñuel en Las Hurdes.

¿Consideras que deberíamos atrevernos a contar más nuestras historias?

Sin duda. Estoy convencido de que Extremadura tiene grandes historias que contar. Lo que hay que saber es cómo hacerlo para que sean interesantes en todo el mundo.

¿Goza el cine extremeño de buena salud?

El cine extremeño es un niño. No tiene mucha experiencia aun, pero está creciendo, y está creciendo fuerte. Si lo ayudamos a crecer, será un adulto fuerte, lleno de historias interesantes que contar, y un gran aliado para otras producciones de todo el mundo.

Debemos seguir apostando por hacer crecer el sector, buscando coproducciones que aporten cosas interesantes. No sólo traer un rodaje aquí y contratar a muchos “runners” y ayudantes de producción. Queremos que nuestros artistas puedan aprender y aportar lo que tienen, crecer y desarrollarse en proyectos más complejos y grandes…

Las instituciones deben hacer una apuesta seria y arriesgada por hacer crecer el sector. No ser excesivamente conservadores, ya que Extremadura es un lugar atípico en el ámbito audiovisual, y si no hacemos apuestas atípicas, no sucederá nada especial.

¿Cómo estás preparando la carrera de los Goya, los Feroz, los Premios del cine Europeo, Los Oscar…?

Ahora después de las nominaciones de los Goya, vuelven a votar los Académicos. Nosotros seguimos haciendo campaña, recordando y difundiendo nuestra película.

Tenemos, por suerte, un montón de premios y nominaciones a la vista. Independientemente de que ganemos o no, lo que ha sucedido ya, es todo un hito para Extremadura y su cine. No ha sucedido nunca, y no sabemos cuándo volverá a suceder. Disfrutemos de ello, y a ver hasta dónde llegamos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here