Presentación del nuevo proyecto de Extremadura New Energies sobre procesado de litio en la Cámara de Comercio de Cáceres - EXTREMADURA NEW ENERGIES

Extremadura New Energies (ENE) ha presentó ayer martes su nuevo proyecto industrial en la Cámara de Comercio de Cáceres. Así, la empresa ha ofrecido a la sociedad civil y a las administraciones «diálogo y colaboración» en los próximos meses para que lo antes posible esta iniciativa «sea una realidad y empiece a generar riqueza y empleo en la ciudad».

El consejero delegado de ENE, Ramón Jiménez Serrano, ha explicado que este evento es uno de más de la ronda de contactos y presentaciones que está llevando a cabo la empresa, tanto con la sociedad civil y como con las administraciones. De esta manera, Extremadura New Energies, quiere explicar los detalles del nuevo proyecto para poner en marcha una planta de procesado de litio en la ciudad.

Así, según Jiménez, este nuevo proyecto «incorpora todo lo que nos había pedido la sociedad cacereña en materia social, económica y medioambiental».

Nuevo proyecto 

Sobre el nuevo proyecto, Jiménez ha detallado que se ha pasado a una extracción 100% subterránea, por lo que lo único que será visible en la superficie será la boca de un túnel fuera de la Montaña y alejado de la ciudad.

Junto a ese túnel estará «lo más importante del proyecto», la planta de procesado de litio, «que supone el 85% de la inversión y que es lo que permite que el valor añadido se quede en Cáceres, puesto que esa transformación multiplica por 17 el valor del producto». Además, para el mantenimiento de la planta, se utilizarán energías renovables y aguas residuales en circuito cerrado y una flota de vehículos totalmente eléctrica, «lo que hace que sea un proyecto verde y sostenible con huella de carbono 0».

El consejero delegado de ENE ha indicado que está prevista una inversión superior a los 600 millones de euros, que trae aparejados la creación de 1.500 empleos durante los dos años de construcción y de 700 empleos directos durante los 27 años de operación que están previstos. La empresa estima también que durante este tiempo se generará un retorno fiscal de 2.400 millones de euros, de los que 1.200 millones serán para la región al ser una empresa con sede social y fiscal en Cáceres.

En esta línea, Ramón Jiménez ha destacado que el objetivo es que la mayor parte de la riqueza y del empleo que se generen se queden en Cáceres, y para eso se están alcanzando acuerdos con entidades representativas de la ciudad y se van a desarrollar cursos de especialización en el sector.

«Esta es una planta única en Europa, ya que en estos momentos todo el litio se envía a China para ser procesado y posteriormente se importa, con la consiguiente huella de carbono», ha aclarado. Por eso, se ha mostrado convencido de que «Cáceres puede y debe estar en el corazón del nuevo ecosistema industrial que se está generando en torno al litio».

FuenteEuropa Press/Avuelapluma

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí