El pacto por la ciencia en Extremadura quiere llegar al 2% de inversión en 10 años
Pleno de la Asamblea - ASAMBLEA

El pacto por la Ciencia y la Tecnología de Extremadura contempla el compromiso de aumentar la inversión en I+D+i hasta el 2% del PIB regional a lo largo de la próxima década. Además, dará un impulso a la carrera investigadora como medida para evitar la fuga de cerebros.

De esta manera lo ha explicado el consejero de Economía, Ciencia y Agenda Digital, Rafael España, en la comparecencia a petición propia ante el Pleno de la Asamblea para explicar este pacto, suscrito el pasado mes de febrero por el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, y los sindicatos CCOO y UGT, y la patronal Creex.

Este pacto nació a raíz del Consejo Asesor de la Ciencia y la Tecnología y se ha sumado recientemente la Universidad de Extremadura. Por su lado, la oposición ha señalado que este pacto carece de objetivos concretos y al que han reprochado que no se haya contado con ellos antes de su firma.

En esta línea, España ha pedido a los grupos de la cámara que se unan al Pacto por la Ciencia en Extremadura para presentar sus propias aportaciones a un documento que pretende situar a la ciencia y la tecnología como “motor de cambio” en la región. Además, generaría riqueza y bienestar, impulsar la inversión pública y privada hasta alcanzar, ha resaltado, los estándares nacionales y europeos, así como el desarrollo de los grupos de investigación y la incorporación del talento científico.

“Debemos continuar avanzando en el esfuerzo inversor dirigido a la ciencia, fijando un compromiso de aumentar la inversión en I+D+i hasta alcanzar el 2 por ciento del I+D+i a lo largo de la próxima década”, ha indicado el consejero.

El objetivo de este pacto por la ciencia en Extremadura es proyectar la ciencia y la tecnología para llegar a un modelo de desarrollo socioeconómico basado en el conocimiento científico, como factor de progreso, bienestar y competitividad. De esta manera, se pretende mejorar la calidad de vida, generar empleo y favorecer la sostenibilidad de las futuras generaciones, ha dicho.

El plan está sustentado en cinco grandes compromisos, siendo el primero entre la sociedad y la comunidad científica, para despertar el interés por la ciencia e impulsando la investigación, así como la colaboración público-privada.

El tercer compromiso es el de los poderes públicos, que tiene que ver con una subida de la  la inversión en la I+D+i, el cuarto, con los recursos humanos para la investigación, que contempla el Estatuto de Personal Investigador de Extremadura y el desarrollo de la carrera investigadora; y con la estructura, con medidas como un Plan de Crecimiento del Parque Científico Tecnológico de Extremadura y una Red de incubadoras de Alta Tecnología.

Documento “vacío”

Por su parte, la oposición ha coincidido en su primera valoración sobre el pacto al considerarlo un documento “vacío” sin objetivos concretos. A juicio del resto de grupos no hay ni calendario, ni presupuesto, y asimismo reprochan al Gobierno regional que primero se haya firmado el pacto con los agentes sociales y después se les pida su adhesión.

Así, la diputada del Grupo Popular, María del Pilar Gómez de Tejada, ha argumentado que ha tenido acceso a los 20 folios que componen el plan porque lo ha descargado de la web de uno de los sindicatos firmantes.

Una vez analizado, ha asegurado que “no tiene contenido” y que ni siquiera tiene firmantes, sino que lo único que han buscado con este pacto ha sido “la foto”. Un documento “vacío y con prisas para una foto”, ha espetado, tras contactar con investigadores, centros de investigación donde ha recibido como respuesta general que no han tenido participación en un pacto que Gómez de Tejada ha calificado como “papel mojado”.

Por su lado el coordinador regional de Cs, David Salazar, ha indicado que se trata de “un manifiesto de buenas intenciones” firmado por los agentes sin consensuarlo con grupos políticos ni la comunidad científica.

A juicio de Salazar, nadie puede estar en contra de un documento así, porque a día de hoy no hay nadie que no esté de acuerdo en la importancia de la ciencia y la tecnología. Sin embargo, este documento no tiene ni objetivos, ni calendario, ni “un mísero anexo que lo complete con algo más tangible”.

Sobre el incremento de la inversión al 2% del PIB, le ha preguntado al consejero qué explique cómo va a dar una comunidad que se encuentra en el grupo de cola en la materia a nivel europeo hasta “la Champions” de la investigación.

El diputado de Unidas por Extremadura,Álvaro Jaén, ha afeado que se haya “excluido” a la UEx, que es el “actor principal” de la investigación en Extremadura, de un documento que ha calificado como una “declaración institucional”.

En su opinión, Extremadura debe reforzar sus centros tecnológicos, incluida la propia universidad, impulsar la carrera investigadora para “frenar la fuga de talento”, pero todo ello requiere “políticas presupuestarias mucho más ambiciosas”. Por estas razones, considera que la comparecencia del consejero para explicar el plan de ciencia en Extremadura ha quedado “coja”.

Por contra, el consejero ha encontrado palabras de apoyo en la diputada del PSOE Piedad Álvarez, quien ha subrayado el papel de la ciencia, sobre todo en un momento como el actual para superar los efectos de la pandemia.

Con respecto a las quejas de los grupos de falta de participación, ha indicado que el pacto no está “terminado”, sino que ahora “ha empezado”. “No es el final, es el principio”, por lo que les ha reclamado su adhesión y apoyo al mismo para realizar sus propias aportaciones.

Un pacto que supone “la esperanza para los jóvenes que se están formando ahora” para poder continuar su carrera profesional en su tierra.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here