La crisis sanitaria generada por la pandemia del coronavirus ha provocado un escenario mundial sin precedentes. Mascarillas, higiene de manos, restricciones de movilidad, falta de contacto humano… sí, es totalmente necesario, pero ¿qué pasa con los derechos de la infancia?

Ahora más que nunca los gobiernos locales son claves a la hora de preservar estos derechos. En este sentido, las ‘Ciudades amigas de la Infancia, tienen el objetivo de incorporar a los niños y niñas en el centro de la agenda política y social. Así, se escucha a la infancia y se hacen realidad las decisiones tomadas en los espacios de participación infantil y adolescente. Por tanto, las estas ciudades adquieren un compromiso político y dotan de recursos a las metas para el bienestar de la infancia y la adolescencia.

En el caso de Cáceres, durante los duros meses de confinamiento, las reuniones con el Consejo de Participación Infantil no pararon y se  llevaron a cabo dos encuentros telemáticos con el fin de garantizar la seguridad sanitaria.

Durante el primero, el Consistorio escuchó las inquietudes de los chicos y chicas y en el segundo, bajo el tema central ‘¿Qué sería bueno para Cáceres’? el propio alcalde, Luis Salaya, respondió a sus preguntas, que tenían que ver, sobre todo, con la situación excepcional  generada por la pandemia.

La salud y el bienestar de las personas mayores resultó ser la mayor preocupación de los menores. En esta línea, decidieron mostrarles  su apoyo a través de cartas que enviaron a las residencias.

Posteriormente, ya en la llamada ‘desescalada’, los chicos y chicas seguían mostrando su inquietud por la tercera edad. Por esta razón y, fruto de las ya mencionadas reuniones telemáticas, surgió la iniciativa de grabar un vídeo divulgativo para concienciar a la población, sobre todo a los mayores, sobre la importancia de las medidas de higiene y seguridad para protegerse del virus.

Jornadas de participación, propuestas que se hacen realidad

Por su otro lado, preguntaron sobre los planes para llevar a cabo los planes de la Comisión de la Infancia de las diferentes ciudades de Extremadura a la Directora General de Infancia y Familia de la Junta de Extremadura, Carmen Núñez. Por su lado, Núñez puso en valor las Jornadas de Participación en las que los Consejos exponen “sus inquietudes y proyectos y la manera de hacerlos realidad“. Luego explicó que se trasladan al Observatorio Extremeño donde participa educación, el IMEX así como entidades privadas, para que de esta forma,  propuestas relacionadas con comedores escolares o con acondicionar espacios urbanos a la infancia se negocian con los Ayuntamientos y Direcciones Generales, de tal manera que , según asegura la Directora General, estas iniciativas “no queden en saco roto. Los niños y niñas tienen voz porque están diseñando el mundo en el que queréis vivir”.

En conclusión, el Consejo de Participación de Cáceres, lejos de quejarse por la situación de encierro, se ha mostrado solidario con los demás y sobre todo con los más vulnerables, los mayores, todo un ejemplo a seguir.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here