Cristo Negro. Vicente Rodríguez Lázaro.

Minimalismos
Vicente Rodríguez Lázaro

(Un fiel secular devoto del Cristo Negro)

Cada Miércoles Santo, el Cristo Negro recorre durante dos horas la zona intramuros de la Ciudad Monumental y, al llegar a la Cuesta del Marqués, una ventana del palacio de los Golfines de Abajo se abre de par en par y un cúmulo de sombras se abre al paso del Crucificado.

Algún fiel especialmente sensible creía oír una oración fervorosa proveniente de ultratumba y, al mirar hacia el ventanal, este se cerraba de golpe sin ruido alguno.

Nadie ha podido demostrar la veracidad de este suceso; pero todos los años, varias personas no pierden de vista la ventana del suceso; pero esta siempre permanece cerrada cuando el adorador intemporal se siente observado por los vivos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here