El abastecimiento de agua a Cáceres este verano está garantizado
El alcalde de Caceres, Luis Salaya, atiende a los medios - AYUNTAMIENTO DE CÁCERES

El abastecimiento de agua para el consumo en Cáceres está garantizado para este verano a pesar del bajo nivel del embalse del Guadiloba, que se encuentra a un 25% de su capacidad. Sin embargo, sí se va a restringir el riego en algunos espacios públicos para ahorrar agua de cara a la temporada estival y debido a la sequía persistente.

«No estamos en el nivel de alerta de otros años, no porque el clima sea diferente sino porque se ha abordado una importante inversión para sustituir las bombas de bombeo desde el río Almonte hasta el Guadiloba que permite bombear más del agua que consumimos en un día normal», ha detallado el alcalde Luis Salaya.

No obstante, en una parte de la ciudad el riego se realiza con agua del calerizo de pozos y en el resto se lleva a cabo con el agua corriente porque no hay una segunda red. Por esta razón, se priorizará el riego de las zonas que se pueden disfrutar y se regará lo menos posible otras que son meramente decorativas aunque sin dejar que se sequen totalmente.

Salaya ha remarcado que la temporada se presenta «como todos los veranos» con «ciertas limitaciones» y ha realizado un llamamiento a la población para que tengan un consumo responsable de agua. «Pero la mejora del bombeo durante el último año nos permite afrontar el verano con la tranquilidad de saber que nunca vamos a cortar el suministro y que siempre tendremos el agua almacenada que necesitamos», ha dicho.

Sin embargo, ha recordado que «es fundamental» que se haga «una buena gestión» del embalse de Alcántara porque Cáceres bombea agua desde allí. Así, ha insistido en que el nuevo sistema permite tener en el Guadiloba más agua del que se necesita diariamente.

Con respecto a la calidad del agua, ha subrayado que aunque el nivel del embalse de Alcántara «esté bajo», la ciudadanía cacereña no bebe de allí sino del Guadiloba y después de un tratamiento potabilizador que arroja «una calidad excelente».

«La toma del Almonte no viene a la planta de potabilización sino que va al Guadiloba y de allí pasa un proceso y bebemos un agua de muy buena calidad y controlada con unos datos que son públicos y que reúnen siempre los estándares de calidad necesaria», ha reiterado el regidor cacereño en declaraciones a los medios este lunes tras presentar las nuevas letras icónicas que se colocarán en diversos miradores de la ciudad.

FuenteEuropa Press/Avuelapluma

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí