Jorge L. Suárez. Educación

A Capella
Jorge L. Suárez

Después de 40 años de democracia, la educación ha sido y es el gran caballo de batalla de este país.

Como hemos podido comprobar no en todos los sitios es igual, ni se parecen. El debate es mucho más profundo entre centralizar la educación, o que sigan las competencias en las autonomías.

Cada día estoy más convencido, como miembro del sistema educativo, que algo debemos hacer. En mi opinión, y los hechos así lo demuestran, el sistema educativo ha fallado. Me explico, no todos los alumnos tienen las mismas competencias y los mismo contenidos en el conjunto de España. ¿Esto no es mermar el futuro?

Cada partido político que ha estado en el poder ha querido dejar su impronta, esa impronta que por parte de algunos es un modo de moldear el pensamiento de futuras generaciones. Pero el debate no solo es ese.

Desde el punto de vista en que tenemos una sociedad sin parte de valores, de respeto, de educación, de superación, sin esfuerzo. ¿Que es lo que estamos haciendo?

Las autoridades competentes deberían bajar al fango, entrar en las aulas

La sociedad ha cambiado, desde nuestros padres hasta ahora, antes en casi todas las familias teníamos la referencia de un progenitor en casa, ahora por las circunstancias y las nuevas necesidades, los dos progenitores trabajan ( paso muy importante para modernizar e igualar una sociedad), pero lo que no es de recibo es que esas carencias las hayan querido asumir las autoridades competentes. Cada ente participante en esta engranaje tiene su parcela, su espacio y su responsabilidad. Y debemos asumirla.

Según el sistema educativo que cada partido político quiera imponer, creamos nuevas asignaturas, para qué? No deberíamos reforzar aquellas asignaturas que consideramos troncales, y basarnos más en las humanidades, parcela educativa que cada año se ve degradada.

Quizás las autoridades competentes deberían bajar al fango, entrar en las aulas y coger las tizas o encender las pantallas digitales, ponerse durante varias jornadas delante del alumnado y que sepan de primera mano la complejidad de mantener la atención de aquellos que están sumergidos en la época digital y que todo lo que se puede explicar o enseñar es cuestionable por no estar en una Tablet, o mantenerles la capacidad de investigación en las diferentes Áreas, o que cuestionen las decisiones del profesor en casa, restando autoridad y con una simple queja a las diferentes administraciones que le den la razón a padres, por ser futuros votantes, o producirle un trauma a alguien. Esto no es educación es clientelismo.

Solo cabe destacar varios conceptos: Esfuerzo, Autoridad, Trabajo, Igualdad y Base Cognoscitiva, en el momento que nos movamos de estas líneas de actuación la sociedad no funcionará, y se está demostrando cada día con unos adolescentes indolentes, cansados de todo y sin ninguna figura que marque límites, siempre con su derecho por bandera pero nunca pensando en el deber.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here