sanz

Especialista en otorrinolaringología y patología cérvico facial. Estudió Medicina en la universidad de Cádiz y realizó su especialidad en el hospital San Pedro de Alcántara de Cáceres. Ha realizado rotaciones -entre otros hospitales- en el Memorial Sloan-Kettering Cancer Center de Nueva York (el centro oncológico privado más antiguo del mundo). En la actualidad ejerce de otorrinolaringólogo en la Clínica Virgen de Guadalupe.

¿En qué consiste su especialidad? Nos especializamos en las enfermedades y la cirugía de los Oídos (oto), la Nariz (rino) y la Garganta (laringología). Aunque también se encarga de la patología cérvico-facial (glándulas salivares…). Nos ocupamos de tres sentidos, olfato, oído y gusto, además del sentido del equilibrio.

¿Cuáles son las afecciones más comunes en los niños? La patología infecciosa es la más común, sobre todo, amigdalitis y otitis; y además el síndrome de apnea-hipopnea del sueño (SAHS) siendo una de las causas la hipertrofia adenoamigdalar. En el caso de las adenoides (vegetaciones), si son muy grandes, aparte de provocar dificultad en el niño al respirar, puede afectar a la correcta ventilación del oído, pudiendo provocar otitis, que si se mantienen en el tiempo pueden dar lugar a complicaciones más graves, por lo que un diagnostico y tratamiento correcto es importante.

“Lo anormal en un niño es un ronquido con pausas de apnea”

¿Cuándo deben considerar los padres llevar a un especialista a su hijo por ronquidos? Un ronquido esporádico puede ser considerado normal. Lo anormal es el ronquido nocturno constante con pausas de apnea, asociándose a respiración bucal y dificultad para respirar por la nariz.

¿Los niños también pueden tener apnea del sueño? Sin duda, los niños pueden tener ronquidos nocturnos con pausas de apneas. Las apneas del sueño son eventos nocturnos que pueden sufrir tanto niños como adultos. Los padres pueden detectarlo cuando el niño respira de forma entrecortada, incluso la respiración puede llegar acortarse por completo durante unos segundos, para reiniciarse con un fuerte ronquido. En los niños con apnea del sueño es frecuente encontrar hipertrofia de las amígdalas y adenoides (aunque pueden existir otros motivos) siendo necesaria en algunas ocasiones una intervención quirúrgica. En adultos, la apnea del sueño puede estar asociada con el sobrepeso, diabetes, presión arterial alta…

En los adultos, ¿cuáles serían las afecciones? Disfonías, dificultad respiratoria nasal (por hipertrofia de cornetes, desviación del tabique nasal, rinitis, alergia) y vértigo. Existen vértigos cuyo origen no es propiamente del oído, pero que pueden simular serlo. Ahí entra en juego un buen diagnóstico del otorrinolaringólogo, porque los vértigos periféricos (propiamente del oído) no suponen un riesgo vital, pero los centrales sí, que pueden estar ocasionados por patología más grave.

En los adultos, ¿cuáles serían las afecciones? Disfonías, dificultad respiratoria nasal (por hipertrofia de cornetes, desviación del tabique nasal, rinitis, alergia) y vértigo. Existen vértigos cuyo origen no es propiamente del oído, pero que pueden simular serlo. Ahí entra en juego un buen diagnóstico del otorrinolaringólogo, porque los vértigos periféricos (propiamente del oído) no suponen un riesgo vital, pero los centrales sí, que pueden estar ocasionados por patología más grave.

¿Cuáles sería los factores, las causas que más influyen en estas afecciones? En la disfonía, sin duda, el tabaco, que puede llegar a provocar graves lesiones que hay que diagnosticar y tratar. También influye el mal uso o abuso de la voz y otros irritantes como el alcohol y reflujo gástrico. En cualquier caso, ante una disfonía de más de dos semanas de duración y sobre todo si es fumador, hay que acudir al otorrinolaringólogo y realizar una laringoscopia para descartar lesiones en la laringe.

En el caso del oído, ¿qué papel juega la higiene? La higiene siempre es importante. Pero hay personas obsesivas con la limpieza del oído, y es necesario saber que el cerumen es necesario, ya que protege, limpia y evita infecciones. A no ser que el cerumen se produzca en cantidades excesivas u ocasione tapones obstructivos, no recomiendo una limpieza excesiva, tan solo la limpieza del pabellón auricular.

¿Cómo puede detectar uno mismo si tiene pérdida de audición? Es frecuente percibirlo con el uso del teléfono, al acostarse sobre uno de los oídos y darnos cuenta que oímos menos por el otro lado o que la propia familia o amigos lo observen. Los pacientes jóvenes son los que más acusan la pérdida auditiva, acudiendo antes al especialista, o en los reconocimientos médicos.

Uno parece que no acude a realizarse una revisión del oído con la misma frecuencia que se revisa la vista o los dientes… Es cierto, se le da menos importancia al sentido de la audición ya que suele ser de progreso lento y solo cuando la perdida es muy grande se busca un diagnostico por el especialista. La perdida auditiva puede provocar, sobre todo en personas mayores, depresión y aislamiento social, así como indefensión (no escuchar una alarma de incendios) y problemas de comunicación. Por lo que conviene, al igual que hacemos con la vista, revisar nuestra audición, puesto que existen soluciones para la perdida auditiva.

E. Villanueva/

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here