javierdiaz

Estudió Medicina en la Universidad Autónoma de Madrid y se especializó en aparato digestivo en el Hospital Universitario de La Princesa de Madrid. Terminó la residencia en 1.992 y lleva ejerciendo 21 años como especialista. Es especialista en aparato digestivo en el Hospital Virgen de Guadalupe de Cáceres

¿Cuáles son las afecciones más comunes del aparato digestivo en adultos? ¿Qué es una enfermedad digestiva? Las enfermedades digestivas más comunes en la población general son los trastornos funcionales, que suponen más del 60% de nuestras consultas. Podríamos definirlas como aquellas patologías en las que no se detecta ninguna lesión orgánica, pero existe una sintomatología que es atribuible a trastornos de la función digestiva. En muchas ocasiones, existe una base psicopatológica que causa o acentúa el problema. La existencia de síntomas que llamamos de alarma obliga a consultar con el especialista: es el caso de los vómitos, el sangrado, la dificultad para la deglución y la pérdida de peso.

¿Cuáles son los signos que indican un problema en el aparato digestivo? ¿Puede haber personas que desconozcan que tienen una enfermedad digestiva? ¿Cuándo deberían acudir a un especialista? Los síntomas digestivos más comunes son: dolor abdominal, vómitos, cambios en el hábito deposicional (estreñimiento o diarrea), sangrado, acidez de estómago y trastornos de tipo hinchazón o digestión pesada. Cualquiera de ellos debe motivar la consulta con el médico de atención primaria y éste decidirá, según su criterio, qué pacientes deben ser remitidos al especialista. No obstante, algunas enfermedades, en sus fases iniciales, son asintomáticas, por lo que sólo pueden detectarse en controles analíticos, en consultas de chequeo general o realizando pruebas de cribado si hay antecedentes familiares.

Háblenos de la enfermedad inflamatoria intestinal (EII) que cada vez, parece afectar a más personas… Como su nombre indica, la EII es un proceso inflamatorio crónico, que afecta diversas partes del tubo digestivo. Afecta sobre todo a personas jóvenes y su incidencia está aumentando, especialmente en países desarrollados. Aunque se desconocen sus causas, parece producirse por una reacción inmunológica anómala, en pacientes genéticamente predispuestos a algún agente externo, probablemente de la propia flora intestinal normal. Cursa con grados variables de diarrea, sangrado rectal, dolor abdominal y pérdida de peso. En los últimos años, la introducción de nuevas terapias –como los agentes biológicos– ha supuesto una importante mejora en el tratamiento de estos procesos.

¿Qué importancia tienen los hábitos alimenticios y de estilo de vida en el origen de las enfermedades digestivas? Al igual que en otros aspectos de la salud, el estilo de vida y los hábitos alimenticios juegan un papel clave en las enfermedades digestivas. Evitar hábitos nocivos, como tabaco y abuso de alcohol, y seguir una dieta mediterránea ayudan a la prevención y tratamiento de muchos procesos digestivos.

¿Se ha avanzado en el diagnóstico y en el tratamiento de las enfermedades digestivas? ¿Qué técnicas se utilizan en el Hospital Virgen de Guadalupe? En los últimos años, se ha perfeccionado el diagnóstico de las enfermedades digestivas, gracias a la mejora en las técnicas de imagen, especialmente en la capacidad resolutiva de los nuevos equipamientos endoscópicos. También es importante concienciar a la población para realizar pruebas de cribado en aquellas enfermedades susceptibles de ello, como el cáncer de colon, sobre todo en casos en los que existen antecedentes familiares. En el tratamiento de estos procesos, últimamente tenemos fármacos con mejores resultados, como es el caso de las hepatitis virales o la enfermedad inflamatoria intestinal. En cuanto al cáncer digestivo, la mejor estrategia sigue siendo un diagnóstico precoz.

En el Hospital Virgen de Guadalupe intentamos acortar al máximo los tiempos de espera, tanto para consulta como para la realización de pruebas complementarias con el fin de disminuir el tiempo hasta que se consigue un diagnóstico. Estamos haciendo especial hincapié en ofrecer pruebas de cribado de cáncer de colon: en población sana (mayores de 50 años), mediante la detección de sangre oculta en heces; en sujetos con antecedentes familiares, mediante la realización de colonoscopia, según los protocolos internacionalmente aceptados.

Realizamos procedimientos endoscópicos básicos, tanto diagnósticos como terapéuticos. Dichas endoscopias se realizan siempre bajo sedación, lo cual aumenta significativamente la tolerancia a dichos procedimientos, que no gozan de buena “fama” entre la población general.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here