La bruja Circe

A la vuelta de las vacaciones el insomnio es uno de los problemas que más ataca, pero dormir es necesario, para la cabeza, el corazón, la piel y mucho más. Recordemos que solo eliminando el sueño puedes volver loca a una persona, desconectarla de la realidad y destrozar su sistema inmunológico. Si te cuesta dormirte o tienes un sueño que se interrumpe demasiado fácilmente a lo largo de la noche y no quieres tomar medicamentos te proponemos una serie de rituales que propician el descanso y un sueño sin sobresaltos.

Antes que nada debes saber que el agua es capaz de absorber las cargas eléctricas de la habitación donde quieres dormir. Por lo tanto si haces el ritual que te proponemos podrás dormir y, además, hacerlo de manera relajada para que tu sueño resulte reparador. Mentalmente intenta, apagar parte de los procesos de la esfera mental consciente para que ésta no esté tan activa y permite la disminución de las ondas cerebrales pasando de beta al estado alfa, como concentrándote en el ritual. Media hora antes de irte a la cama te das una baño o ducha relajante (hazte una infusión de tila, romero y sal y úsala a modo de gel) mientras te frotas con ella, recuerda que lo de hoy ya pasó, ahora es el presente, lo de mañana no ha llegado, ahora es el presente. Cuando termines, ponte bajo el agua cerrando los ojos y pensando solo en cómo el agua toca tu piel y se lleva las preocupaciones.

Procura que tu habitación este airada y usa ropa violeta al irte a la cama, llena un vaso de vidrio, con forma lisa, de agua y colócalo junto a la cabecera de tu cama para que absorba la energía negativa que te impide dormir (no te lo bebas). Una vez te hayas acostado, cierra los ojos y visualiza en tu mente escenas en las que predomine el color violeta. Flores, nubes, cielo… todo de color violeta. Insiste hasta que te rinda el sueño.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here