Declaraciones de bienes del XIX, Documento del mes de marzo
El Palacio de la Isla de Cáceres expone como 'Documento del mes' declaraciones de bienes de 1810 - AYUNTAMIENTO DE CÁCERES

El Palacio de la Isla de Cáceres expone como ‘Documento del mes’ de marzo algunas de las declaraciones de bienes realizadas en 1810 la ciudadanía de Cáceres o por propietarios, que tenían parte de su patrimonio dentro del extenso término municipal cacereño.

La declaración sirvió para saber los bienes que tenía cada uno de ellos y, de esta manera, hacer frente a las solicitudes que realizan las diferentes milicias que estaban enfrentadas en la Guerra de la Independencia.

Desde la acaudalada marquesa de Castel-Moncayo hasta el humilde hortelano Antonio Rubio, las declaraciones de propiedad del Santo Oficio de la Inquisición de Llerena o las fincas que poseía el noble cacereño José de Carvajal, aparecen en este documento que forma parte de los fondos del Archivo Histórico Municipal. Así, se puede conocer al detalle la estructura económica de una pequeña villa durante un periodo de guerra.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de REDOBLE Cáceres (@redoblecaceres)

Y es que, con motivo de la invasión francesa que dio lugar a la Guerra de la Independencia, desde 1808 hasta 1814, con el fin de cumplir con las exigencias que de los ejércitos, tanto franceses como españoles, se realizan para abastecer a las tropas de todo tipo de materiales y para ello son también necesarias las declaraciones de bienes.  

Así, desde cuero para los zapatos hasta carne para alimento de los soldados, el concejo cacereño establece una declaración obligatoria de todos los vecinos de la villa, para saber los bienes que tiene cada uno de ellos y así poder hacer frente a las solicitudes, que de manera permanente, realizan las diferentes milicias que estaban enfrentadas en el conflicto armado.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here