Una cesta de mimbre y una cuerda, la mejor manera de hacer la compra para frenar el coronavirus

756

Un comercio de esos de toda la vida, una cesta de mimbre y una cuerda sirven para hacer la compra en tiempos de coronavirus y de comercio electrónico.

Así lo están haciendo varias personas de riesgo en el barrio del Perú de Cáceres. Adela, una señora de 80 años, a la que ayuda su vecina Asun, que dirige la operación. 

Cada día, el comercio de abajo recibe la cesta, con la lista, el dependiente lo llena de viandas y vuelta hacía arriba. Tal es el éxito de la iniciativa que los vecinos del barrio han aplaudido de forma espontánea. 

Hay que pasarlo bien, pese al aislamiento

La responsabilidad de no tener contacto físico para frenar la pandemia no está reñida con la solidaridad y la risa, tal y como muestra este ejemplo. Además, así lo recomienda en Colegio de Psicólogos de Extremadura.  

En este sentido, tanto Asun como Adela son personas de riesgo porque tienen dolencias previas. No quieren ni contagiarse ni contagiar, y como a fuerza ahorcan, han ideado este original mecanismo para hacer la compra, que además, alegra la rutina en estos días tan difíciles, a todo el barrio. 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here