El gerente del Servicio Extremeño de Salud (SES), Ceciliano Franco, ha justificado que la retirada de las mascarillas defectuosas, que fueron distribuidas por el Gobierno, se realizó con “mucha celeridad” y solo salieron de los almacenes unas 1.000 unidades. En esta línea, ha defendido que al usuario final “ha llegado muy poca cantidad” porque no todas de las que se han repartido se han utilizado.

Franco ha pedido “disculpas” por la distribución de estas mascarillas. También ha puesto a disposición de los sanitarios que hayan podido utilizar “todas las medidas de seguridad y de control de la infección”, es decir, la realización de pruebas de Covid-19 o aislamientos por seguridad.

“Pedimos disculpas”, ha insistido. Al mismo tiempo ha defendido que era una compra homologada. Además, ha aclarado que del total que se envió “era una partida pequeña” la que venía en “malas condiciones”. Por eso, “La hemos retirado lo antes posible y hemos actuado con la mayor celeridad posible”, ha explicado este lunes Franco en declaraciones a los medios antes de visitar el centro de salud de Nuevo Cáceres.

Además, Franco ha señalado que no se sabe el número exacto de profesionales sanitarios que las han utilizado. A pesar de esto, ha insistido de la partida defectuosa “solo” se llegaron a repartir unas 1.000, que ya han sido retiradas de los centros sanitarios.

El responsable del SES ha participado este lunes a la reunión ordinaria del comité de expertos del Covid-19, que ha tenido lugar en la Capilla del Hospital San Pedro de Alcántara. Además, ha mantenido una reunión con los equipos de Atención Primaria del centro de salud del Nuevo Cáceres, a los que ha agradecido la labor que han realizado en esta crisis sanitaria en el Área de Salud de Cáceres, que es una de las que más casos de infectados registra.

La tasa de hospitalización ha bajado

A pesar de que el Área de Salud de Cáceres es la peor área de Extremedura, Franco ha sostenido que la tasa de hospitalización está en un 33%. Esta cifra sitúa así a Cáceres en “una de las más bajas de la Comunidad Autónoma”. Un dato que achaca al “esfuerzo de contención” que se ha realizado en la Atención Primaria, así como al trabajo realizado en los hospitales de la cacereños.

En esta línea, ha explicado que la tasa de afectación en UCI es de las más bajas de Extremadura. Asimismo, Franco ha recordado que la media de edad de los positivos  en Cáceres es de las más altas de la provincia. Hay que aclarar que en Cáceres es de 62 años cuando en Coria, por ejemplo, es de 56.

Con respecto a la tasa de letalidad de la provincia de Cáceres, que algunas fuentes la sitúan como la más alta del país, Franco ha puntualizado que de los datos publicados no se conoce la fuente y que se referían a una sola semana. Así, ha aclarado que la tasa de la mortalidad de Cáceres es del 13%, y “no es la más alta de la Comunidad Autónoma, ha dicho.

De igual modo, ha puesto en valor el trabajo de atención primaria del centro de salud San Antonio (Nuevo Cáceres). En el mismo se ha mantenido el 80% de la actividad de un mes normal con consultas telefónicas, “muchas visitas cortas a domicilio” y un seguimiento de los enfermos de su área de actuación. Este centro atiende también a Torreorgaz, Torrequemada y los centros especiales de Cocemfe y Novaforma.

Residencia Asistida ‘El Cuartillo’

Con respecto a los posibles “errores” del SES en la Residencia Asistida ‘El Cuartillo’, que cuenta con numerosos casos, Franco ha explicado que “las cosas se han hecho razonablemente bien”. En este sentido, ha recordado que se trata de un centro con 320 plazas con usuarios con “alto grado de personas en dependencia y un nivel de envejecimiento alto”.

“Eso no disculpa las consecuencias que ha tenido pero avala el trabajo que se ha hecho porque el personal sanitario que trabaja en la residencia tiene una cualificación altísima porque son geriatras muy capacitados”, ha justificado.

En relación a la petición de varios familiares de sacar de la residencia a los que no estén infectados, el gerente del SES ha explicado que los expertos epidemiólogos no recomiendan el movimiento de personas desde un sitio donde ha habido positivos. 

Hospital Virgen de la Montaña 

Franco se ha mostrado firme en su la decisión de reabrir parte del Hospital Virgen de la Montaña con unas 30 camas para acoger enfermos de COVID-19. Según el responsable del SES, ha ayudado a descongestionar los otros dos hospitales de Cáceres.  Ha recalcado además que “ha permitido tener una hospitalización con garantías en el San Pedro y que el Universitario esté limpio para intervenciones”. De este modo, va a continuar abierto al menos seis o siete meses con la dotación sanitaria acorde a las necesidades.

Por último, en el asunto de la reanudación de la actividad quúrjica, ha sentenciado que “se irá empezando de forma lenta pero segura” para evitar contagios. Cabe destacar que durante la crisis, se han realizado el 30% de las operaciones habituales y se ha atendido solo casos graves como tumores. A partir de ahora, hay que confeccionar un protocolo para “el reinicio de la actividad programada”.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here