Asociaciones de turismo de Las Hurdes y Sierra de Gata piden la apertura de las piscinas naturales
Archivo.

Una veintena de asociaciones y federaciones empresariales del turismo del Norte de Extremadura han reclamado a los alcaldes de esta zona la apertura de las piscinas naturales y municipales. En este sentido, consideran que esta decisión “no puede ser individual”, sino “consensuada” entre alcaldes, Junta de Extremadura y diputaciones provinciales.

Así, a través de un comunicado conjunto, las asociaciones turismo de Las Hurdes ATHUR junto a la asociación de turismo de Sierra de Gata TURISGATA, muestran su “preocupación” sobre la decisión. Cabe destacar que los alcaldes tanto de Sierra de Gata como de Las Hurdes han avanzado que no abrirán este verano las piscinas naturales y municipales de sus localidades debido a la situación generada por el coronavirus.

Con esta decisión “no solo nos estamos jugando pérdidas incalculables de ingresos y de puestos de trabajo”, sino también “la imagen de marca que lleva trabajando la Dirección General de Turismo desde hace 5 años enfocada en el agua”.

Tanto es así que desde estas asociaciones recalcan que, “Extremadura tiene tanta agua de interior habilitada para el baño como España de costa”, lo cual hace a la región extremeña “un destino único”.

Así, y ante la situación de la ‘nueva normalidad’, TUIRISGATA y ATHUR han lamentado que  “mientras toda la costa estará abierta y se está promocionando, la costa de interior de Extremadura tan grande en extensión no puede estar cerrada”.

En su opinión, el hecho de que un alcalde decida no abrir las piscinas de su municipio puede “generar una implicación enorme con un efecto rebote y en cascada, cerrándose las piscinas de su alrededor”. Así, estos colectivos reclaman que sea “una decisión valiente y unánime” porque “estas piscinas “no solo son importantes para el baño o para la economía”, sino también como “láminas de agua de protección contra incendios”.

“A día de hoy, la apertura de estas piscinas es imprescindible”, insisten estos colectivos, que añaden que “por supuesto” se requiere de una serie de medidas de adaptación como ya están realizando todos los negocios y la propia sociedad. No obstante, apuntan que “son responsabilidades inherentes al cargo y al sueldo, que no se deben ni se pueden eludir”.

Igualmente, estos empresarios han subrayado la necesidad de realizar un “replanteamiento conjunto sobre los recursos económicos y humanos con el firme propósito de cubrir las necesidades para la apertura de todas las zonas de baño, control de aforos y mantenimiento de accesos”.

Así, concluyen asegurando que el turista que pensó en visitar el Norte de Extremadura “tuvo que hacer un gran esfuerzo para superar sus miedos” y decidir salir de vacaciones”, tras lo que han señalado que las personas que van a visitar la región, “se decanta por lo que le va a proporcionar más seguridad y placer, y si le entran dudas sobre el baño, buscará otros destinos”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here