La primera teniente de alcalde del Ayuntamiento de Cáceres, María José Pulido, asumirá las labores de portavoz del Gobierno local y concejala de Seguridad, y por tanto, será la nueva responsable de las áreas de Tráfico y Policía Local.

Pulido sustituye a Andrés Licerán, que ha presentado su renuncia a estos dos cargos, tras tras su sanción por parte de la la Policía Local por circular sin seguro obligatorio y sin pasar la ITV. No obstante, Licerán continuará al frente de las áreas de Fomento, Infraestructuras, Servicios Sociales y Recursos Humanos. Por su parte, Pulido continuará con sus competencias actuales en Servicios Sociales, Universidad Popular, Educación, Inclusión, Empleo, Accesibilidad y Mujer.

El alcalde de Cáceres, Luis Salaya, ha explicado este jueves minutos antes de comenzar el Pleno ordinario la decisión que ha tomado en la remodelación de su Gobierno. En este sentido, ha señalado que lo hace porque la «credibilidad» de Licerán «estaba gravemente tocada» tras los hechos ocurridos, y de ahí su renuncia. Salaya considera además que, ahora mismo, «no tiene autoridad para hacerse cargo de la Policía Local».

Igualmente, ha indicado que ha tomado esa decisión por el «sentimiento de decepción en la ciudad» y por la «trascendencia» que ha generado el caso. Asimismo, ha insistido que «no lo esperaban», y ha  reconocido que han pasado días «muy duros» desde el pasado lunes.

En esta línea, ha insistido en que lo que le ha pasado a Licerán no es tan grave como para exigir su dimisión porque no ha afectado a terceras personas. Así, ha resaltado que «no ha pegado a nadie», «no ha maltratado a su pareja» y «no iba borracho».

Sin embargo, sí ha reconocido que ha sido «poco ejemplar», y que sus actos suponen «una pérdida de autoridad» de cara a la responsabilidad del concejal al frente a la Policía Local. Por ello, y tras la renuncia de Licerán, que puso su acta a disposición, Salaya ha decidido  apartarlo de las delegaciones relacionadas con el campo en el que se han producido los hechos, pero lo mantiene en el resto de competencias.

Salaya ha destacado que «no puede» prescindir de Licerán en su Ejecutivo porque «su labor es intachable». De esta manera, ha explicado que pone a Pulido al frente de la portavocía y la Seguridad porque tiene «un expediente intachable» y le avala su «capacidad y su seriedad en la gestión».

Además, consiera que con el cambio en el Gobierno se recuperará la confianza de la ciudadanía tras el asunto de Licerán que ha generado «una mala imagen» en el Gobierno local. Con esta decisión da por zanjado el asunto, ya que no «va a participar en escarnios públicos» contra el concejal.

«Las decisiones tomadas son justas y ponderadas», ha indicado Salaya, que ha aclarado que no van a investigar cómo ha llegado toda la información sobre el caso de Licerán a los medios de comunicación ya que se trata de un asunto personal que entra dentro de la protección de datos.

FuenteEuropa Press/Avuelapluma

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí