Premios Qazrix
Apartamentos Turísticos El Patio en la Plaza Mayor de Cáceres

El alcalde de Cáceres, Luis Salaya, ha hecho entrega de los premios de la quinta edición del Premio Qazrix, que convoca el Consorcio Cáceres Ciudad Histórica para premiar las mejores obras de recuperación y restauración de edificios en el entorno del casco antiguo de la ciudad.

El proyecto ganador de esta edición ha sido la reforma de la casa de los Vargas Figueroa (Casa del Sol), que obtiene un galardón de 5.000 euros y ha sido llevado a cabo por la Congregación de Misioneros de la Preciosa Sangre; y el segundo premio, dotado con 2.000 euros, ha sido para el edificio de apartamentos turísticos de la Plaza Mayor ‘El Patio’, una obra ejecutada por Inversiones Albarragena.

Salaya, que ha estado acompañado por el director general de Bibliotecas, Archivos y Patrimonio Cultural, Francisco Pérez Urbán, y el concejal de Patrimonio, José Ramón Bello, ha recordado que se ha reforzado la cuantía del premio para que sea «un revulsivo para hacer las cosas bien».

«Y además así, en esta misión difícil que es la conservación del patrimonio, la administración no toma sólo un papel coactivo y de vigilancia sino un papel más amable a través de estas intervenciones», ha señalado en la entrega de los galardones.

El objetivo de estos premios Qazrix es difundir la rehabilitación de restauración de viviendas del centro histórico de la ciudad; servir de punto de reflexión y estímulo para propietarios, empresas de construcción, arquitectos técnicos e historiadores que desarrollan su labor en el ámbito extremeño, además de fomentar el acceso universal a estas actuaciones.

Casa del Sol

Sobre el proyecto ganador, se trata de una intervención que ha cambiado la fisonomía de la calle Cuesta de la Compañía, en pleno corazón de la ciudad monumental y «ha permitido generar una oferta de calidad en la hostelería», ha dicho el regidor, que ha subrayado que el proyecto también sirve para reforzar el trabajo de la Fundación Gaspar del Búfalo, que tiene su sede en otras dependencias del edificio rehabilitado.

En relación también a este proyecto, el concejal de Urbanismo ha señalado que «era un edificio cerrado a la ciudad, que había sido utilizado por la orden y por grupos relacionados con la parroquia, pero que solo era visible por gente cercana a la congregación o a la obra que hacían».

«El poder abrir esas puertas y crear un espacio accesible a todo el mundo, con un respeto muy interesante a la propia arquitectura, a los restos que se fueron encontrando y sobre todo a hacerlo con unas técnicas muy poco agresivas era una de las cuestiones que más se tuvo en cuenta por el jurado», ha aseverado.

Apartamentos El Patio

En cuanto al segundo premio, José Ramón Bello ha destacado que este proyecto pone en valor un edificio de la Plaza Mayor, «que se ha convertido en una referencia con mucho respeto a la propia fisonomía del inmueble». El jurado valoró, sobre todo, que había tenido en cuenta que a partir de un edificio prácticamente abandonado y con muchos problemas se ha recuperado un patrimonio y se ha puesto al servicio del desarrollo económico de la ciudad.

FuenteAvuelapluma/Europa Press

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí