Vergeles no descarta el confinamiento completo
José María Vergeles. Archivo.

El vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles, ha indicado que no descarta solicitar un confinamiento completo para hacer frente a la tercera ola de la pandemia de Covid-19. No obstante, ha alertado sobre los “efectos secundarios” que esta medida tendría en la economía así como otros de tipo social e incluso sanitarios, como por ejemplo el deterioro cognitivo de un encierro prolongado en  personas mayores.

Vergeles ha explicado que desde el punto de vista sanitario un confinamiento “completo” como el de marzo de 2020 sería la “solución definitiva”, pero ha reiterado que “el PIB ha bajado de forma muy importante”, y también hay que “conjugar esa parte”, en referencia a la económica.

Así, ha expresado que es necesaria la búsqueda de “herramientas” que sean lo “suficientemente drásticas” para reducir la movilidad y los contactos, pero que también permitan a la ciudadanía “vivir”, según ha expresado en una entrevista en Onda Cero.

En esta línea, y después de indicar de nuevo que no descarta un confinamiento severo como el de la pasada primavera, porque si hay algo le ha enseñado el virus es que “no se pueden descartar medidas”, ha apostillado que desea no llegar a este punto. Por eso razón, ha apelado a la ciudadanía a que “intente una especie de autoconfinamento que le permita poder realizar determinadas actividades que para poder recuperar la economía y la parte social”.

De todos modos, ha indicado que el confinamiento completo es “una medida no farmacológica pero con efectos secundarios”, entre los cuáles se ha referido al deterioro cognitivo que puede provocar en personas mayores, que en muchos casos ya viven de alguna manera “autoconfinadas”.

En referencia al ritmo de vacunación, ha aclarado que ya se ha incrementado el número de dosis diarias administradas, a la vez que ha aplaudido que en la región haya “un porcentaje de rechazo muy bajito”, que se sitúa en el 1,5 por ciento.

Por otra parte, ha vuelto a lamentar el “ranking” generado con la publicación del ritmo de vacunación en las comunidades autónomas, además de insistir en que “no está mal reivindicar el principio de prudencia y precaución” en la administración de las primeras dosis como con “cualquier medicamento nuevo”, y más con la vacuna del Covid que lleva asociada “una dificultad tan importante” con respecto a la logística de distribución.

Así, y en alusión a la polémica por las palabras del presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, con respecto a la lentitud a la hora de vacunar en los primeros días, y tras el anuncio de Pfizer acerca de que se va a reducir la entrega de dosis, Vergeles ha apuntado que “de no haber guardado dosis” para crear “una especie de reserva, se podría haber comprometido la segunda dosis en las residencias”.

Por tanto, ha espetado que hay que tener “precaución” en la administración de una vacuna “no puede ser malo, no puede ser un error”, al tiempo que ha reiterado que “jamás” se ha cuestionado desde Extremadura que esta sea segura.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here