Estafa bancaria dentro de la Operación Vandesangil - GUARDIA CIVIL

La Guardia Civil ha investigado a siete vecinos de Madrid, Alicante y Murcia como presuntos autores de los delitos de estafa, blanqueo de capitales y pertenencia a grupo delictivo, que habría desviado a sus cuentas 115.000 euros de una entidad social de la comarca de Tierra de Barros, en la provincia de Badajoz.

El punto de partida de la operación ‘Valdesangil’ fue una denuncia que alertaba que en las cuentas bancarias asociadas a esta mancomunidad se habían efectuado diferentes transferencias no autorizadas.

Ante los hechos denunciados, el Equipo de Investigación Tecnológica (EDITE) de la Guardia Civil de Badajoz, consiguió con sus pesquisas incriminar a personas asentadas en las provincias de Madrid, Alicante y Murcia, con métodos combinados de ciberestafas.

Entre ellas, los ciberdelincuentes utilizaron el ‘phishing’, que son técnicas de engaño a una víctima, ganándose su confianza y haciéndose pasar por una persona, empresa o servicio de confianza. Después consiguen manipularla para que realice acciones que no debería realizar como por ejemplo revelar información personal o hacer click en enlaces.

También el ‘SIM Swapping’, que es como se conoce a esta técnica de estafa que se realiza a través del duplicado de tarjetas SIM de teléfonos, según informa la Guardia Civil en nota de prensa.

Este grupo de ciberdelincuentes utilizaba estos métodos engañosos para hacerse con datos  confidenciales y bancarios asociados a la entidad, como de duplicado de tarjetas SIM de los teléfonos ligados a las cuentas. Después, llevaron a cabo diferentes transferencias fraudulentas, desviando dinero a un total de ocho cuentas de titularidad de algunos integrantes del grupo.

Luego contaron con la colaboración de personas que actuaban como intermediarias o «mulas económicas», percibiendo una cuantía a cambio de crear una cuenta bancaria a la que desviar los efectivos que transferían y que posteriormente entregarían a los supuestos cabecillas.

Con las gestiones practicadas, el EDITE localizó a siete de los integrantes del grupo delictivo en sus localidades de residencia, instruyéndoles diligencias por los supuestos delitos de estafa, blanqueo de capitales y pertenencia a grupo delictivo y han sido puestas a disposición de los Juzgados de Instrucción de Almendralejo.

En el desarrollo de la operación se han logrado paralizar algunas de las transacciones económicas realizadas por los ahora investigados.

 
FuenteEuropa Press/Avuelapluma

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí