Smishing
Foto de freestocks.org en Pexels

La Comandancia de la Guardia Civil de Cáceres ha observado un aumento de estafas bancarias cometidas mediante el método ‘Smishing’, es decir, a través del envío de un SMS, los ciberdelincuentes envían un enlace web fraudulento que suplanta la identidad de una conocida entidad bancaria.

De este manera, en tan solo un día 17 personas de la provincia de Cáceres han denunciado ser víctimas de esta supuesta estafa, en la que los ciberdelincuentes realizaron varias transferencias fraudulentas de entre 1.000 y 10.000 euros.

¿Cómo detectar el ‘Smishing’?

La forma de actuar, en todos los casos, fue con el envío de un mensaje de texto (SMS) a los teléfonos móviles de las víctimas, en el que se informaba del bloqueo inminente de la cuenta bancaria. Además, el mensaje señalaba que, por motivos de seguridad, había que completar una verificación de datos personales accediendo a un enlace web que se encontraba inserto en el propio mensaje de texto.

Una vez redireccionados a esta página web, que simulaba pertenecer a una entidad bancaria, y después introducir las claves de acceso a la banca digital, las víctimas se percataron de movimientos en sus cuentas que no había sido autorizados. Los importes de estos oscilaban entre los 1.000 y 10.000 euros.

Todas las víctimas son clientes de entidades bancarias que han puesto en marcha un proceso de fusión. Sin embargo, varias personas, que no tienen cuenta en estas entidades, también han recibido estos mensajes, según ha informado la Guardia Civil en nota de prensa.

 

¿Qué debo hacer si sospecho que soy víctima de Smishing’?

La Guardia Civil ha explicado también que, si una persona ha sido víctima de esta estafa, lo primero que deberá hacer será cambiar la contraseña de la banca online. Luego, informar a su entidad bancaria de lo ocurrido y presentar la correspondiente denuncia ante las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

¿Cómo detectar el Smishing’?

El ‘smishing’ es un tipo de delito o actividad criminal consistente en el envío de mensajes de texto dirigidos a los usuarios de telefonía móvil con el fin de apropiarse, fraudulentamente, de los datos personales o las claves de acceso a cuentas bancarias u otras plataformas online de los usuarios, facilitadas por ellos mismos, a través del engaño.

Por esta razón, hay que desconfiar de mensajes no solicitados de números desconocidos, sobre todo si solicitan datos confidenciales. Además, hay que leer detenidamente el mensaje de texto y observar si tiene faltas de ortografía o frases sin sentido.

Además, son sospechosos mensajes que redirigen a enlaces web y requieren una urgencia en la actuación, ya que es un característica muy común en este tipo de actividad fraudulenta.

Los usuarios deben recordar que ninguna entidad bancaria le enviará un mensaje de texto pidiendo sus datos, claves o información personal y, en caso de duda, se aconseja llamar a la entidad bancaria directamente.

Igualmetne, hay que prestar atención pues los ciberdelincuentes no utilizan solo un método de engaño, sino que combinan varios de ellos, como el ‘vishing’ (llamadas telefónicas fraudulentas) y como en este caso el ‘smishing’, por lo que tendrá que estar alerta ante correos, SMS o llamadas sospechosas.

 
FuenteEuropa Press/Avuelapluma

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí