Vara indica que su posición ante la mina de litio de Cáceres es la legalidad
El presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, en el pleno de la Asamblea. Asamblea de Extremadura.

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha indicado que ante el proyecto de la mina de litio en Cáceres su posición es “la legalidad“, por lo que su opinión en este caso “es irrelevante”.

De esta manera se ha manifestado el presidente de la Junta en el pleno de la Asamblea de Extremadura, en respuesta a una pregunta de Unidas por Extremadura con respecto a su posición sobre el proyecto de mina de litio en Cáceres.

La portavoz del Grupo Parlamentario Unidas por Extremadura, Irene de Miguel, ha expuesto sus “dudas” con respecto a su posición sobre este proyecto, sobre todo tras la reunión de Fernández Vara con un eurodiputado, en alusión a Luis Garicano, de Ciudadanos, que “actúa de lobista de una multinacional minera, saltándose cualquier atisbo de ética y pudor”.

“Hay que tener caradura para venir aquí a decirnos a los pobres extremeños dónde tenemos que invertir el dinero que viene de Europa”, ha espetado Irene de Miguel en alusión a la reciente visita a Extremadura de Garicano, para después tildar de  “preocupante” que Vara se reúna “a puerta cerrada con el director de Relaciones Institucionales de la empresa” y “diputado hasta hace dos días de esta Asamblea”.

En esta línea, De Miguel ha lamentado que el presidente extremeño “no recibe a la plataforma ciudadana Salvemos la Montaña” a pesar de las peticiones que han realizado. Por esta razón, ha preguntado “por qué sigue vigente la Autorización Ambiental Unificada que iba sujeta al permiso de explotación que tuvieron que echar para atrás precisamente por ustedes se saltaron la ley”.

Por consiguiente, la portavoz de Unidas por Extremadura ha sugerido que si la Junta “está con la legalidad, ¿por qué no obliga a la empresa a restaurar los caminos que abrieron sin declaración de impacto ambiental?”, para después pedir a Fernández Vara que “salvaguarde la soberanía popular que emanó de las urnas, también en Cáceres con el proyecto de la mina”.

Como respuesta a esta pregunta, el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha reprochado las declaraciones de Irene de Miguel sobre el eurodiputado de Ciudadanos, quien según Vara, vino a reunirse con él “no para hablar de mina de litio ninguna, sino para ver cómo puede, desde el Parlamento Europeo, ayudar a Extremadura”, al igual que hizo la eurodiputada de Podemos, ha espetado.

“Tiene que acostumbrarse, señora de Miguel, a que los que no piensan como usted, no son los malos de la película”, ha sentenciado Fernández Vara, quien ha recordado también que en las sociedades democráticas “impera el principio de legalidad”. Por todo esto, ha indicado que esa es su “posición, la legalidad”, en un proyecto en el que su propia opinión “es irrelevante”, ha dicho.

Por último, Vara ha reiterado que “en las sociedades totalitarias, cuenta mucho la opinión de los gobernantes, en las democráticas, no”, tras lo que ha ofrecido a Irene de Miguel a hablar “cuando usted quiera de política de la grande, de la buena y de la de verdad, no de la que usted practica”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here