©UNICEF-UN0605259

 Hasta hace poco, Olga vivía una vida feliz en Kiev. Le encantaba pasar tiempo con su familia. Disfrutaba de su trabajo como investigadora legal. No había indicios de que todo se desmoronaría pronto para ella. Con lágrimas en los ojos, Olga muestra un video en su teléfono de la caótica escena que se desarrolló frente a su edificio el día en que se vio obligada a huir de su casa con sus dos hijos, Maxime y Mark.

Así comienza el relato de una de las miles de familias refugiadas de la guerra en Ucrania, que viven una situación cada día más desesperada. La situación de los 7,5 millones de niños y niñas ucranianos es cada día más preocupante, especialmente en el este y en el sur del país. Este escenario está provocando un aumento diario de las necesidades humanitarias y del desplazamiento de la población dentro y fuera del país, siendo los niños y niñas los que constituyen la mitad de todos los refugiados de la guerra en Ucrania, suponiendo esta situación una amenaza creciente e inmediata para su vida y bienestar.

Mantener la seguridad de los niños, las niñas y las mujeres mientras realizan estos difíciles viajes es una prioridad. Para ello, UNICEF está trabajando con ACNUR y en colaboración con la Diputación provincial de Cáceres a través de los llamados “Puntos azules”.

Estos “Puntos azules” están situados a lo largo de los cruces fronterizos en los países vecinos para proporcionar información práctica y valiosa para ayudar en el transcurso del viaje, un lugar para descansar y jugar, para poder recibir auxilio médico y psicosocial, especialmente importante para los niños. Además, identifican a los más vulnerables, como son los niños no acompañados, con discapacidad o en riesgo de violencia, para poder remitirlos a servicios especializados.

Los “Puntos azules” proporcionan un espacio seguro y acogedor para descansar, jugar y simplemente ser un niño, en un momento en que su mundo se ha puesto abruptamente patas arriba por el miedo y el pánico, y se enfrentan al trauma de dejar a la familia, a los amigos y todo lo que es familiar.

Estrecha colaboración de la Diputación de Cáceres
La financiación de la Diputación de Cáceres se ha destinado a apoyar la instalación y el funcionamiento de estos espacios seguros, proporcionando suministros y servicios esenciales como kits de primeros auxilios, de higiene, ropa o de desarrollo para la primera infancia y la atención de personal especializado como enfermeros, psicólogos o intérpretes. La Diputación de Cáceres lleva colaborando con UNICEF desde 2015, financiando proyectos de cooperación al desarrollo. En esta ocasión también ha respondido al llamamiento de emergencia de UNICEF, para apoyar el funcionamiento de los “Puntos Azules” en los países fronterizos de Ucrania.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí