Tratar la pandemia de COVID-19 como una enfermedad crónica sería clave para su control, según un estudio
Foto de Coche creado por freepik - www.freepik.es

Mientras el gobierno del Reino Unido busca una estrategia de salida para el cierre del COVID-19 en Gran Bretaña, un experto en nanomedicina de la Universidad de Manchester considera que un modelo de atención que que se aplica a pacientes con cáncer podría proporcionar avances para frenar la pandemia.

Así, Kostas Kostarelos, profesor de Nanomedicina en la Universidad de Manchester y director del Laboratorio de Banomedicina, que forma parte del Instituto Nacional de Grafeno y el Centro de Investigación del Cáncer de Manchester, cree que debería emplearse más investigación científica conforme transformamos cambia la  en que vemos la epidemia de COVID-19, o cualquier brote de virus futuro, para tratarla como una enfermedad crónica. El científico se basa en que este problema está siempre presente y, por tanto, precisa un manejo sistemático si alguna vez volvemos a nuestras vidas “normales”.

   El profesor Kostarelos recoge esta teoría en una tesis académica denominada ‘Noches de nanoescala de COVID-19’ que ofrece una respuesta de nanociencia a la crisis de COVID-19 publicada en la revista ‘Nature Nanotechnology’.

   “En cuanto a cualquier otra enfermedad crónica, las sociedades afectadas por COVID-19 tienen familias, empleos, negocios y otros compromisos. Por lo tanto, nuestro objetivo es curar el COVID-19 si es posible”, explica el profesor Kostarelos.

   “Sin embargo, si no hay una cura inmediata disponible, como una vacunación efectiva –señala Kostarelos– necesitamos controlar los síntomas para mejorar la calidad de vida de los pacientes asegurándonos de que nuestra sociedad pueda funcionar tan cerca de lo normal y garantizar simultáneamente protección de los enfermos y los más vulnerables”.

Detección temprana, monitoreo y focalización

De esta manera, el profesor Kostarelos afirma que su experiencia en la investigación del cáncer y la nanotecnología propone un modelo que también podría aplicarse a una pandemia mundial como la del covid-19.

   “Hay tres principios clave en el manejo de un paciente con cáncer individual: detección temprana, monitoreo y focalización -detalla el profesor Kostarelos-. Estos principios, si se ejercen simultáneamente, podrían proporcionarnos un camino a seguir en la gestión del covid-19 y las futuras pandemias”.

  En este sentido, “la detección temprana ha mejorado el pronóstico de muchos pacientes con cáncer, prosigue,  “de manera similar, la detección temprana de individuos y grupos que están infectados con COVID-19, podría acelerar sustancialmente la capacidad de manejar y tratar pacientes”.

   “Todas las afecciones crónicas, como el cáncer, se manejan aún más mediante un monitoreo regular -continúa-. Por lo tanto, el monitoreo debe llevarse a cabo no solo para los pacientes ya infectados con COVID-19, para rastrear la progresión y las respuestas, sino también para los trabajadores esenciales sanos para asegurar que permanezcan saludable y para reducir el riesgo de una mayor propagación”.

   En esta línea, el profesor Kostarelos apuesta por los nanomateriales, así como otros productos biológicos, como los anticuerpos monoclonales. Estos se utilizan con frecuencia para apuntar a agentes terapéuticos que serán más efectivos solo contra las células cancerosas.

Este prisma de “focalización”, propio de la enfermedad crónica, debe aplicarse también para el manejo de pacientes con el COVID-19. Así hay que aislarlos de manera segura y garantizar que reciban un tratamiento inmediato.

En esta línea, es necesaria una estrategia de salvaguarda a los segmentos más vulnerables de la población. Así, hay que respetar los protocolos de distanciamiento social en hogares de ancianos, pero con la provisión de apoyo emocional y práctico para garantizar el bienestar total de este grupo.

   “Se debe garantizar la protección de los trabajadores más vulnerables y esenciales, con equipo de protección y monitoreo continuo -señala-. Solo si se aplican los tres principios, el resto de la sociedad puede comenzar a regresar a su funcionamiento normal y apoyar mejor las actividades para manejar esta y todas las futuras pandemias”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here