Trabajadores de Unicaja se concentran en Cáceres para protestar por el ERE

Más de un centenar de trabajadores de Unicaja se concentraron en la tarde de este martes en Cáceres, convocados por todos los sindicatos con representación en la entidad, para mostrar su rechazo al Expediente de Regulación de Empleo (ERE) planteado por la empresa.

Esta concentración en Cáceres estuvo enmarcada en la protesta nacional convocada por los sindicatos para mostrar su rechazo a este ERE de Unicaja. Cabe destacar que la entidad bancaria tiene previsto cerrar 78 oficinas en Extremadura, 62 en Cáceres y 16 en Badajoz, así como el despido de 153 trabajadores, 41 en la provincia pacense y 140 en la cacereña, mientras que en el conjunto del país, los despidos ascienden a 1.513 personas.

Con esta estampa, los sindicatos con representación en Unicaja han convocado estas protestas coincidiendo con las reuniones que este martes y miércoles mantienen la empresa y los sindicatos, cuando quedan nueve días del cierre del periodo de consultas.

Una de los asistentes a esta concentración ha sido la coordinadora de Extremadura de Cesica, Ana María García, quien ha detallado en declaraciones a los medios de comunicación que esta misma mañana han presentado una propuesta conjunta a la dirección de la empresa, por lo que están esperando a que les den una respuesta.

Así, García ha considerado que «está muy apurada la cosa de tiempo», por lo que necesitan «ver que hay más avances de los que hasta ahora habido», ya que la empresa hasta el momento «no ha demostrado ningún tipo de avance».

Por su lado, en representación de CCOO, José Luis Perera, ha indicado que no tienen muchas esperanzas en que la empresa acepte la propuesta que han presentado los sindicatos. Por esta razón, ha apostado por llevar a cabo medidas de presión para hacerse escuchar, y «si no se resuelve nada, iremos a la huelga con el cierre de oficinas», ha advertido.

Perera ha tildado de «atropello» la intención de Unicaja de cerrar oficinas, una situación que afecta especialmente a la provincia de Cáceres, y que dejará a muchas localidades sin oficina.

Por último, en representación de UGT, José Carlos Hernández, ha argumentado que «los trabajadores no tienen por qué pagar el pato de lo que está ocurriendo en la economía actual», ya que «hay otra serie de EREs en otra banca que están siendo totalmente distintos» mientras que el de esta entidad «parte de unas condiciones que no tienen ningún sentido».

Hernández ha insistido que la entidad «está dando actualmente unos beneficios de 1.300 millones», por lo que «no tiene sentido que quiera despedir en las condiciones que quiere hacerlo, a los trabajadores». Asimismo, Unicaja, además de los despidos correspondientes al ERE, cerrará oficinas, que contribuirá a una «despoblación inmensa» a las localidades.

«No tiene ningún sentido que el Gobierno pueda permitir de trabajadores, con el coste que eso supone, a empresas que están dando beneficios», ha apostillado el delegado de UGT.

Por último, uno de los delegados de CSIF, Santiago Peña, ha indicado que la propuesta de los sindicatos pasa por la salida voluntaria de los trabajadores, así como sea «digna» a través de las prejubilaciones y sin movilidad geográfica obligatoria.

«Nosotros esperamos que haya avances en la negociación, aunque la cosa está complicada, porque está bastante enquistada», ha señalado Peña, quien ha confiado en que en la reunión prevista para este miércoles «haya avances».

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here