Zaz Mérida
La cantautora francesa Zaz durante su actuación en el Teatro Romano de Mérida. - STONE & MUSIC FESTIVAL

El Teatro Romano de Mérida, dentro del Stone & Music Festival, acogió el pasado sábado el concierto de la cantante francesa Zaz, que con su sencillo pero cuidado espectáculo, sedujo al público del Teatro Romano de Mérida en un intenso concierto cerca de dos horas. La cantautora francesa sorprendió a los asistentes al comenzar su concierto bajando por el graderío, cantando ‘Les jours heureux’ y dedicando una preciosa sonrisa a las miles de personas que allí se congregaban en una nueva noche mágica del Stone & Music Festival.

Ataviada con un mono negro con destellos y un top del mismo color, subió al escenario con una banda compuesta por cinco músicos que ocupaban su lugar y de telón la impresionante escena del monumento bimilenario.

El de Mérida es el tercero de los cinco conciertos que Isabel Geffroy, Zaz, ofrece en la península en su gira ‘Organique Tour’, en los que ha presentado su último disco e ha interpretado sus temas más populares, como ‘Comme Çi, Comme Ça’, ‘Imagine’, ‘On Ira’, ‘La fée’ y ‘Paris Sera Toujours Paris’.

El escenario estaba cargado de detalles, pequeños símbolos que según la cantante «significan mucho» para ella, como el fuego de una vela que ella misma encendió, un pequeño árbol de los deseos o un reloj de arena, según detalló el pasado domingo la organización del festival en nota de prensa.

Zaz mantuvo la sonrisa durante todo el espectáculo, desprendiendo buen rollo así como un gran despliegue físico. Además, contagió con su alegría todos los rincones del Teatro Romano de Mérida. Bailó a su aire, saludó al público gritando «Mérida, estoy muy contenta de estar aquí», e hizo sentir a los asistentes que estaban viviendo un momento único y lleno de magia. Así, interpretó  ‘Qué Vendrá’, tema cuyo estribillo canta en español, y ‘Ce que tu es dans ma vie’ o ‘De Couleurs Vives’, donde fue derrochando energía por todo el escenario.

Zaz explicó también que lo poco que sabe hablar español es porque su madre era profesora de nuestro idioma y se atrevió con una versión del clásico «Clavelitos», una canción que el público coreó al unísono con ella. Asimismo, logró mantener a los asistentes en constante diversión, saltando y bailando por todo el escenario. En más de una ocasión dio gracias a la vida y dejó para el final el conocido ‘Je veux’, y se despedía con un auditorio totalmente entregado.

La artista francesa se guardó una sorpresa para el final reapareciendo en escena para interpretar una brillante versión de ‘La vie en rose’, con la que puso el cierre perfecto.

Estatuilla

Minutos antes del concierto, Zaz recibió la STONE M, de la mano de la presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, acompañada por el director del Consorcio de la Ciudad Monumental de Mérida, Félix Palma, con motivo de ‘La Noche del Patrimonio’. Se trata de una estatuilla que cada año Stone & Music Festival entrega a los cantantes que pasan por el certamen. 

Meritxell Batet se mostró emocionada por poder asistir el concierto de Zaz, de la que se declaró fan incondicional, y aseguró que «venir a Mérida siempre es una gran oportunidad». Por su lado, Félix Palma dio la bienvenida a la cantautora francesa en el Teatro Romano de Mérida y le expresó su satisfacción por disfrutarla en el escenario bimilenario.

El diseño de la estatuilla es original de los artesanos emeritenses de Terracota. La escultura se ha elaborado con materiales como el gres, acero y óxidos colorantes, entre otros, e intenta mostrar que el pasado y el futuro van de la mano en esta obra, creando una conjunción armónica de materiales opuestos y complementarios. Destaca en su ornamentación un guiño a la música, incisiones que dibujan las cuerdas de un instrumento musical.

FuenteEuropa Press/Avuelapluma

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí