Cáceres Verde

El proyecto de ampliación del Parque de Príncipe se va a rectificar para salvar un centenar de cipreses de más de 30 años, una chopera con 50 ejemplares blancos y un seto de Hardenbeegias, que iba a talarse pero que se va a mantener con esta nueva planificación.

Esta obra cuenta con un presupuesto de 4 millones de euros y, según el alcalde de Cáceres, Luis Salaya, estaba previsto talar “un montón de árboles” y se ha dado orden para que se paralizara esa actuación.

Salaya, que que también es el responsable municipal de Medio Ambiente, explicó que la intención del Gobierno local es “preservar, en la medida de lo posible, el patrimonio arbóreo natural previo a las obras”.

Conviene recordar que la rehabilitación del llamado pulmón de Cáceres tenía un presupuesto de 3,8 millones de euros. Después se añadieron 300.000 mil euros para imprevistos que surgieron una vez empezada la obra.

Se evita la tala de 150 árboles y un seto

Salaya ha aclarado que las modificaciones para conservar los árboles del Parque del Príncipe, no van a suponer un aumento del presupuesto, puesto que “en lugar de desaparecer una línea de árboles, va a seguir estando”.

También aclaró que se ha dado cuenta de esta tala cuando Cáceres Verde su puso en contacto con él para hacerle saber esta cuestión.

En concreto, se trata de los árboles situados según se baja desde el auditorio hasta el lago. Esta modificación no demorará los plazos de la obra, que está prevista para este abril.

Por su parte, Cáceres Verde ha agradecido la “inmediatez” de la respuesta del Ayuntamiento, al tiempo que espera que la “falta de coordinación entre técnicos, constructores, obreros y jardineros con los responsables políticos, que se ha observado en este caso, no sea la tónica general en el desarrollo de futuras obras en las que el arbolado urbano ya preexistente esté implicado”, ha escrito la organización en Redes sociales.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here